Publicidad
Mar Sep 26 2017
27ºC
Actualizado 03:16 pm
Lunes 10 de Julio de 2017 - 12:01 AM

¿Y después del acto de Mesetas qué?

Columnista: José Manuel Acevedo

Que el grueso de las armas de las Farc hayan sido entregadas -¡en buena hora!- en cumplimiento del compromiso de la guerrilla dentro del acuerdo de paz, no quiere decir que todo el material se haya recopilado por parte de la misión de la ONU o que no quepan preguntas y dudas sobre si están todas las que son y son todas las que están.

Plantearse cuestionamientos en ese sentido es importante y la propia misión de las Naciones Unidas lo reconoce. Por eso, no ha habido una conclusión determinante sobre el desarme y, por eso, los observadores siguen cumpliendo de aquí al 1 de agosto con su labor de encontrar las caletas donde se esconden cientos de artefactos más. Según información oficial, ya han dado con los sectores de ubicación de 660 de las 949 caletas informadas públicamente por las Farc y en 456 ya se ejecutó el planeamiento para su extracción. Solo al final podremos saber cuántas son en realidad; ¿las 9 mil que dijo Timochenko o las 14 mil de las que hablaba el Ministro de Defensa con información de inteligencia militar?

Mientras ese proceso se concluye, la amnistía de guerrilleros de base avanza muy lentamente. De tres mil candidatos para salir de las cárceles, siguen presos unos dos mil. La ONU está preocupada por lo que parece una improvisación del Estado en los planes de reintegración pero más grave aún es la fallida ocupación de las Fuerzas Militares y de policía de los lugares de donde las Farc se fueron para concentrarse en las zonas de transición. Si el Ejército no se pone las pilas, recuperar esos territorios puede tardar años según la experiencia internacional. La propia “guerrillerada” lo sabe y por tal razón hay miedo y zozobra entre unos y ganas de volver a reclutarse en grupos ilegales entre otros. ¿Por qué nadie explica la razón para no haber tomado el control efectivo de esas zonas y dejar que el tiempo corra peligrosamente?

El acto de Mesetas en el que con bombos y platillos se anunció que “la guerra había acabado” no es sino el comienzo de un proceso todavía más difícil para el que el Gobierno luce muy poco preparado. Señor Presidente: no olvide que su periodo no ha terminado. En un año puede dañarse todo lo que usted dice haber logrado en los últimos cinco o seis de diálogos.

Autor:
José Manuel Acevedo
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Sin votos aún
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad