Publicidad
Dom Ene 21 2018
23ºC
Actualizado 07:24 pm
Lunes 18 de Diciembre de 2017 - 12:01 AM

La negociación imposible

Columnista: José Manuel Acevedo

Por lo visto será más fácil negociar con el Clan del Golfo que con el ELN. El presidente Santos no solo ha debido aceptar la renuncia del equipo negociador que tenía en Ecuador sino de paso declarar clausurados los diálogos con esa guerrilla hasta tanto estuvieran dispuestos a dejar los secuestros y asesinatos de manera definitiva. Ni siquiera con un cese al fuego bilateral ha sido posible que esa guerrilla se comprometa a fondo con un acuerdo. Es verdad que los términos del cese son ambiguos y no cuentan con reglas claras de juego pero siempre es cuando para demostrar gestos de buena voluntad y de ello nada ha habido.

Lo único que han hecho -¡una vez más!- es tomarle del pelo a los colombianos. Lo mismo en Norte de Santander, que en el Chocó o en Nariño, la guerrilla ha violado impunemente su compromiso de frenar acciones hostiles, mientras el gobierno luce pasmado y de brazos cruzados.

La sinvergüencería es de lado y lado. La última información que se tiene es que unas 138 personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares desde noviembre por la acción del ELN en Nariño. Magüi Payán es el nuevo escenario de la violencia desatada por ese grupo. Ni esa guerrilla da muestras de paz ni este gobierno muestras de firmeza y así las acciones criminales encuentran terreno fértil en varias zonas del país.

Entretanto, nunca hubo disciplina de parte del jefe negociador Juan Camilo Restrepo. Miembros de esa delegación confiesan en privado que Restrepo no oía al equipo técnico de la oficina del Alto Comisionado de Paz.

La mesa, además, no era monolítica del lado del gobierno, pues las posiciones de José Noé Ríos entraban en permanente contradicción con las de Restrepo y la presencia en la sombra de una mesa paralela encabezada por Ernesto Samper, Iván Cepeda y Álvaro Leyva resultaba perjudicial para el avance de la mesa oficial. El de 2017, igual que el de 2016 e igual que otros intentos que se han desarrollado en las últimas décadas termina con un saldo negativo en términos de acuerdos firmes y justos, y con un incremento de descaro por parte del ELN que con sangre, extorsiones y secuestros confirma que con ellos cualquier negociación resulta imposible.

Autor:
José Manuel Acevedo
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Sin votos aún
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad