Lunes 19 de Marzo de 2018 - 12:01 AM

El esquivo ‘centro’

Columnista: José Manuel Acevedo

¿Por qué ninguno de los candidatos que promueven un discurso contra la polarización logra calar y repuntar en las preferencias si, según las encuestas globales de tendencias ideológicas, la gente en Colombia se dice mayoritariamente de ‘centro’? ¿Por qué si en las conversaciones informales la gente dice estar ‘mamada’ de las peleas políticas terminan favoreciendo con su voto justamente a quienes las protagonizan? Esta no será una elección que ganen los moderados, dicen los más agudos analistas. Los colombianos queremos ver aspirantes con posiciones firmes, dicen otros. La verdad es que el electorado en nuestro país es errático, disperso y volátil y mientras no existan partidos políticos sino personas, eso del ‘centro’ seguirá siendo un pretexto a la hora de contestar encuestas para no comprometerse con la ‘izquierda’ o la ‘derecha’ pero no un verdadero estado del alma política nacional, como puede haber en otros países como Canadá o Francia en los que el “extremo centro” triunfó en las últimas elecciones.

Aún España en donde, después de la dictadura, el PSOE y el PP se han alternado el poder, está encontrando en ‘ciudadanos’ comandado por Albert Rivera, un joven dirigente que ha pelechado en los últimos años, una alternativa realista para coger por el camino de la mitad. Sin embargo, en Colombia, el esquivo ‘centro’ no es más que una ilusión que se dice fácil pero no se vota, ni siquiera se refleja en la práctica. Y es que los políticos que hablan de centro no son precisamente ejemplo de serenidad y congruencia. Aunque admiro a Claudia López, una de las líderes que ha usado esta expresión, sus intervenciones no por firmes sino por ‘etiquetadoras’ y ‘polarizadoras’, la convierten en todo menos en una mujer de centro. Ni hablar de De la Calle que aunque serio y ponderado en la mayoría de sus diálogos ha optado por sacar una publicidad desacertada en la que dice que llegó la hora de ‘la revancha de los del Sí’. ¿Será esa una pieza para promover el centro y en contra de la polarización? ¡No lo creo!

Por eso, sin políticos que estén apostándole conceptualmente a la verdadera ‘tercera vía’, sin partidos en los que prevalezcan las ideas y sin una cultura política que le de chance a discursos distintos, seguiremos eligiendo a los extremos o al ‘mal menor’ o al ‘menos peor’. Hace años no votamos por convicción sino por descarte, y así nos va…

Autor:
José Manuel Acevedo
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad