Publicidad
Sáb Oct 21 2017
25ºC
Actualizado 03:13 pm
Lunes 28 de Noviembre de 2011 - 12:01 AM

Los mejores en Santander (II)

Columnista: José Manuel Acevedo

Entre paréntesis – Pasar 12 ó 14 años secuestrados, alimentando la esperanza de la libertad, para terminar un día cualquiera encadenados y asesinados por la espalda, en total estado de indefensión, es la sucesión de crímenes imperdonables que solo pueden cometer quienes hace rato perdieron cualquier asomo de humanidad. A las bestias de las Farc, nuestro repudio. A los familiares de los secuestrados que perdieron su vida en cautiverio, nuestra solidaridad. Al Estado, la invitación a perseguir a los bandidos y a seguir cumpliendo su deber constitucional. A los ‘buenos’, que en Colombia somos más, la movilización masiva para rechazar a los violentos y hacer sentir a las víctimas del secuestro que no están solas. ¡Cómo duele la Patria hoy! ¡Cómo duele!
***
En mi columna pasada hablé de las claves del éxito en la administración de Barrancabermeja que le merecieron el premio de mejor Alcalde a quien termina su periodo. Pero el galardón de los mejores gobernantes también se quedó en Santander con Horacio Serpa, por su gestión en nuestro Departamento. Su talante es para todos obvio. Su tradición política y las ideas que agitaba también. Lo que estaba por verse era si todo aquel potencial podría combinarse con capacidad ejecutiva real y, hoy somos muchos los que coincidimos en que definitivamente lo logró.

Cuando le pregunté a Serpa por los tres aspectos fundamentales que contribuyeron al éxito de su gestión, me contestó que la obsesión por la transparencia, el diseño de un buen plan de desarrollo y su constante medición de metas; lo mismo que la lucha contra la pobreza, fueron decisivos en su paso por la Gobernación.

Me reconoció, sin embargo, que le frustraba no haber podido entregar el hospital universitario a la UIS y que aún hay situación de marginalidad extrema entre habitantes de la ribera del Río Magdalena, lo mismo que en sectores rurales de las provincias de García Rovira y Vélez que no se han podido atender.

En cuanto tiene que ver con los modelos de contratación, indagué entre licitantes e interventores, y todos coincidieron en que daba gusto presentarse a unos procesos que se ganaba el mejor y no el ‘más amigo’. Eso ya es mucho en un entorno nacional tan corrupto como el nuestro.

Quedará todavía pendiente el reto de acelerar las grandes obras de infraestructura y consolidar la seguridad en todos los rincones, lo mismo que seguir parándole bolas al rubro del turismo,  pilar de desarrollo de la región.

Horacio Serpa merecía este reconocimiento, lo mismo que el aplauso del pueblo santandereano.

Autor:
José Manuel Acevedo
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (4 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad