Publicidad
Mar Ago 22 2017
21ºC
Actualizado 08:25 pm
Lunes 02 de Abril de 2012 - 12:01 AM

¿Regla o excepción?

Columnista: José Manuel Acevedo

Aquel dicho de que en Colombia no se le niega a nadie una orden de captura pasó de ser una frase graciosa a una preocupante realidad. Y es que en la actualidad para cada caso existe un preso aún cuando estemos lejos de que para cada crimen haya ‘una verdad’. La Fiscalía se luce con detenciones por doquier y confunde eficiencia con carcelazos sin par.


Pocos recuerdan que para encarcelar a alguien apenas en etapa de investigación o juicio hace falta que se compruebe un peligro de fuga inminente, que pueda haber manipulación de pruebas estando la persona en libertad o que la misma represente peligrosidad para la sociedad. Olvidados quedaron los preceptos del sistema interamericano de derechos humanos o las propias sentencias de nuestra Corte Constitucional que hablan del carácter excepcional de la detención preventiva. Lo cierto es que hoy cerca de 25.000 presos en el país, es decir un 30% de la gente que está en la cárcel, se encuentran detenidos sin una condena previa sino como consecuencia de estas medidas de aseguramiento preventivas.


La Fiscalía ha tenido que reconocer en cientos de casos que se ha equivocado con esas detenciones y sin embargo éstas siguen siendo tan recurrentes como irregulares.


En los últimos años el ente acusador ha tenido que pagar cerca de 80 mil millones de pesos a ciudadanos perjudicados con decisiones que nunca debieron ser y por estos ‘errores’ hay pleitos vigentes que superan los 18 billones de pesos, de los cuales más de 15 billones son por injustificadas privaciones de la libertad y otros hechos generadores de falla en el servicio.


No es solo el caso del ex comisionado Restrepo. ¿Recuerdan ustedes a Gustavo Canal el ex ministro al que también le revocaron su detención por encontrarla injustificada? A Canal le dijeron que era un peligro para la sociedad y lo obligaron a estar varios meses privado de la libertad. Luego de que un juez resolviera una apelación a su favor y probara lo obvio – que no revestía ningún riesgo para nadie estando suelto – decidió demandar al Estado y seguramente ganará. En las mismas se encuentran el Almirante Arango Bacci por más de un año injustamente detenido y declarado inocente o el coronel Carlos Alonso Velásquez, erróneamente acusado del asesinato de Álvaro Gómez o Alberto Jubiz Hazbún, también acusado equivocadamente del asesinato de Luis Carlos Galán, y miles de anónimos más que están viviendo situación similar.


Sé que el nuevo Fiscal, hombre serio y preocupado por los temas macro de una política criminal de verdad, se ocupará de este asunto. Los carcelazos no pueden seguir siendo la regla, sino la excepción.
twitter@josemacevedom

Autor:
José Manuel Acevedo
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (5 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad