Publicidad
Sáb Dic 16 2017
23ºC
Actualizado 05:21 pm
Domingo 08 de Abril de 2012 - 12:01 AM

¿A quién le importa la UIS?

Columnista: Juan Manuel Galán

La idea de que los diferentes estamentos de la comunidad universitaria participen en la elección del Rector es una derivación del principio de la autonomía universitaria. Ésta es muy necesaria, para garantizar la libertad, la renovación del pensamiento y el desarrollo científico y tecnológico.


Desde esta perspectiva deberíamos evaluar la posibilidad de reelección de los directivos universitarios. Quien ha demostrado mantener la independencia de la universidad frente a cualquier forma de poder debería poder extender su permanencia. La otra cara de la moneda es la de quien pretende perpetuarse para preservar sus intereses y favorecer a los poderes. En este caso la figura de la reelección se convierte en una amenaza para la universidad y para la sociedad.


La responsabilidad recae en los electores que podrán optar o no por la continuidad y determinar el tipo de relación entre la universidad, el poder y la comunidad. Sin embargo, ello supondría que la elección se hace en un marco de libertad y competencia. Las denuncias que he recibido tienden a demostrar que el marco en el que se está dando la elección se ha adaptado para presuntamente favorecer a las actuales directivas.


La diferencia en el tratamiento que se ha dado en la designación de los delegados de los estudiantes, profesores y egresados deja entrever al menos falta de claridad sobre las reglas aplicables. Y esto naturalmente genera sospechas entre los observadores, algunos de los cuales nos han mostrado cómo las diferentes decisiones parecen terminar beneficiando a la actual administración.


Igual impresión causa la exigua publicidad y la brevedad en la convocatoria para la elección del rector, así como el hecho de que la consulta a la comunidad académica se programe para cuando haya terminado el semestre estando los estudiantes en vacaciones y los profesores, sin contrato.


La presencia de los organismos de control se vuelve un imperativo para evitar una simulación de elección que no traería ningún beneficio para la estabilidad y futuro de la UIS.


Así mismo, el Gobierno departamental y el Ministerio de Educación no pueden permanecer indiferentes. No se trata de un mero asunto burocrático. Se trata de la calidad de la educación superior pública en Santander, del prestigio de la región y de  garantizar la crítica reflexiva y constructiva en un Departamento amenazado por intereses oscuros.


Pregunta: ¿Por qué  no asiste el Gobernador al Consejo Directivo?

Autor:
Juan Manuel Galán
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (3 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad