Publicidad
Jue Sep 21 2017
20ºC
Actualizado 07:58 am
Domingo 06 de Agosto de 2017 - 12:01 AM

Tendremos uranio radioactivo hasta en la sopa si no detenemos a Minesa

Columnista: Leonidas Gómez-Gómez

El apoyo a la modernización y ampliación de la Refinería de Barrancabermeja no es contradictorio con el rechazo a la explotación de oro a gran escala en las montañas sagradas de Santurbán. Son dos posturas diferentes pero correctas, que le convienen al país y en particular a Santander.

La experiencia en diferentes países demuestra que aplicando tecnologías apropiadas se puede eliminar la contaminación que producen las refinerías hasta los niveles permitidos por la OMS. La modernización en Barrancabermeja se requiere precisamente para mejorar la producción sin afectar el medio ambiente.

La megaminería genera daños irreversibles. Los túneles proyectados por Minesa desestabilizarán la montaña para siempre. Por cada tonelada de tierra extraída se producirán 39 gramos de uranio radioactivo más sulfuros y arsénico que envenenarán las aguas subterráneas, las quebradas y ríos que alimentan al Acueducto de Bucaramanga.

Ecopetrol registró en 2016 utilidades de $1.56 billones, pagó impuestos y dividendos por $5.5 billones, transfirió como regalías $3.7 billones e hizo inversiones por $10 billones (Echeverry, El Tiempo 2/4/17). El mayor volumen de este dinero es producido por la transformación de petróleo crudo en gasolina y diésel que hace la Refinería de Barrancabermeja.

Las multinacionales mineras generan vergonzosas regalías del 3.2% sobre lo que quieran declarar como utilidades y no pagan impuestos o pagan muy poco, porque lo que invierten en campañas engañosas sobre la minería limpia y en comprar conciencias, lo deducen de sus balances como un gasto.

Ecopetrol tiene 9.000 trabajadores directos, 33.000 por contrato (Echeverry, El Tiempo 21/11/15) y para ejecutar la modernización tendrá que enganchar otros 9.000.

La mega-minería requiere muy poca mano de obra, las actividades son altamente peligrosas y muy mal remuneradas.

El apoyo a la Refinería de Barrancabermeja y el rechazo a la mega-minería en Santurbán se está presentando como una incongruencia por los que están del lado de la empresa árabe Minesa; para los que tenemos la camiseta tricolor bien puesta no existen dudas, no nos voltearemos contra el país ni dejaremos de persistir en la dirección correcta.

Autor:
Leonidas Gómez-Gómez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (5 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad