Lunes 1 de Septiembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Libardo León Guarín
Patrocinado por:

Es la pregunta de muchos que incluyeron dentro de su formación intelectual y como bien básico para su vida, tener una biblioteca de consulta en su casa; todavía buena parte de la información y los conocimientos llegaba en hojas de papel y los medios electrónicos ni sombras de tener el alcance actual.

Sin votos aún

Cuando el Estado es un estorbo, a sectores básicos para toda sociedad como la educación o la salud les va como les va en Colombia, por el suelo y sin esperanzas. La educación peor no podía estar.

Sin votos aún

Los maestros saben que la repetición es una forma de enseñar para aprender. Pues repitamos el discurso sobre defensa de la naturaleza para ver si aprendemos; de quejosos tenemos mucho pero pocos quieren ponerle el cascabel al gato, yendo a las causas del problema de manera racional –científica-, para no seguir haciendo rogativas a los dioses pidiendo que llueva o que deje de llover.

Sin votos aún

Por aquello de la gabinetología que con el fútbol son distractores nacionales, aquí es más importante adivinar el nombre del nuevo ministro de Educación que las pruebas “Pisa”, indicadoras de la postración en que se encuentra la educación formal.

Su voto: Ninguno (3 votos)

Como Colombia es mucho más que fútbol y James no es nuestro redentor, volvamos al país real para enfrentarnos y sin remedios a la vista con el verano, que en otras partes es invierno, pero de todas maneras catástrofes traducidas en desplazamientos humanos, pérdida de cosechas y ganados, sequía, agotamiento de acuíferos o subida de precios en alimentos; meses más tarde pueden ser los mismos desp

Su voto: Ninguno (4 votos)

Todo parece indicar que continúa el espíritu belicoso de la guerra fría, ya no entre bloques políticos promotores de modelos de Estado social y económicamente opuestos, pero sí por la misma vaina: el poder que busca dominios territoriales y económicos haciendo aliados, con inculpaciones recíprocas sobre los desastres –las guerras jamás son de un solo lado- como sucede ahora con la catástrofe de

Su voto: Ninguno (2 votos)

Fiel a la disciplina de no dejar arrastrarse por la moda, tampoco en las lecturas que promueven las editoriales muchas metidas en el “boom” de lo que hoy es y mañana no aparece, topé con una novela desapercibida, que no recuerdo haber visto mencionada en nuestros medios –cuando de literatura algo dicen-, dadas sus calidades narrativas y el abordaje de temas políticos de tanta actualidad entonce

Sin votos aún

Decir, como lo oí, que el planeta estaba pendiente del papel de la selección colombiana de fútbol, no solo es un exabrupto de locutor sino muestra evidente de inverecundia tropical y de ignorancia planetaria ¿En India, China, Pakistán, Groenlandia, Madagascar, Kamchatka, Kurdistán, Sierra Leona, Congo, Surinam, Ottawa, Cuba, Vietnam y Mongolia, citando pocos lugares donde la gran mayoría de la

Su voto: Ninguno (1 vote)

Como en estos días de fútbol no saber el resultado de los partidos Ecuador-Francia, Bosnia-Irán o Colombia-Uruguay es quedar como extraterrestre, lunático y desubicado, pues hablemos de este deporte, no desde el lenguaje cursi, por las frases patrioteras, y gritón de locutores deportivos, sino desde datos para la historia de este nuevo-viejo modo de distraer la dura realidad cotidiana, gastando

Su voto: Ninguno (3 votos)

Que en la celebración de un triunfo futbolero haya 9 muertos, cientos de heridos y miles de riñas, no solo es preocupante sino oportunidad para advertir cómo una actividad lúdica se transforma en Colombia en motivo para el apasionamiento de afiebrados reviviendo conductas de la caverna. ¿Para qué mas se prestará el fútbol?

Su voto: Ninguno (2 votos)
Todos los columnistas

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones