Publicidad
Sáb Sep 23 2017
22ºC
Actualizado 07:04 pm
Martes 25 de Julio de 2017 - 12:01 AM

Juicio de responsabilidades

Columnista: Libardo León Guarín

El desastroso estado actual del medio ambiente no es solo responsabilidad de las generaciones anteriores, pues tampoco había conciencia de su degradación, entendida la naturaleza como fuente inagotable de recursos. No aparecía, como ahora por todas partes, la idea de planeta sostenible; veamos la respuesta resumida tomada de la red, de una anciana nonagenaria a quien el cajero del supermercado increpa por no traer bolsa para sus compras, culpándola además por el mundo que dejaron los viejos, a lo cual ella le responde que no es de la ola verde, aunque sin saberlo, sí lo eran:

Las botellas para la leche, gaseosas y cervezas se devolvían para reutilizarlas, subían escaleras a pie porque no las había eléctricas gastadoras de recursos no renovables; iban al mercado, a sus trabajos y negocios caminando y no en autos de 300 caballos de fuerza, se lavaban los pañales porque no había desechables, la ropa se secaba utilizando energías solar y eólica naturales, en la cocina había morteros y moledoras, se batía con la mano utilizando la fuerza humana, había en cada casa un solo televisor, un radio y un teléfono donde ahora hay mínimo cinco de cada uno, un enchufe por habitación que ahora son regletas con 10 posibilidades cada una para otros tantos aparatos.

Se reusaba el papel periódico para empacar no comestibles y limpiar vidrios, las podadoras donde las había se movían a puro músculo y no se necesitaba hacer ejercicio en el gimnasio porque el trabajo era eso; se bebía agua en vasos de vidrio no desechables, como no le eran las máquinas de afeitar porque las navajas afilables se heredaban de padres a hijos sin se usa y se bota. Los estudiantes iban caminando o en bicicleta al colegio sin usar a sus padres de taxistas, ni había satélites artificiales ubicados a miles de kmts. para pedir la pizza que vendían a dos cuadras. Así no fuimos irresponsables, alegaba la anciana, por no estar dentro de la maravillosa ola verde que ahora promueven sin mirar lo que hacen.

ADENDA.- Una frase afortunada de Ignacio Mantilla Prada, Rector de la UN: “De tanto ahorrar en educación, nos hemos vuelto ricos en ignorancia”.

Autor:
Libardo León Guarín
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad