Martes 05 de Diciembre de 2017 - 12:01 AM

Conejo al horno

Columnista: Libardo León Guarín

Hoy cedo la opinión sobre las reversas que se están dando a los Acuerdos de La Habana, a la profesora Blanca Inés Prada, siempre inquieta por la suerte del país, siempre pensante desde su lucha contra la ignorancia: “… en los acuerdos de paz con cualquier grupo guerrillero, una de las premisas fundamentales es darles la posibilidad de hacer política. Los dirigentes de las Farc ya están haciéndola y esto tiene a medio país escandalizado. Pero mepregunto: ¿No es mejor tener a estos señores criticando al gobierno, haciendo propuestas así no nos gusten, que tenerlos atrincherados en la selva preparando atentados?

A quienes gritan y envenenan al pueblo diciéndole que esos ‘criminales no pueden ir al Congreso’ les diría: bájenle al tono, porque no todos los que estuvieron o están construyendo nuestras leyes son almas de Dios: entre ellos hay muchos ‘sinvergüenzas’ y no faltan los que quizá no han disparado directamente contra nadie, pero sí han dado la orden para que otros lo hagan. Lo ideal sería que a quienes elijan las Farc para el Congreso o para candidato a la presidencia tuvieran las manos limpias; pero justamente en un conflicto de más de 50 años, ninguno de quienes hayan participado tiene las manos limpias: los guerrilleros porque ‘no fueron a la selva a rezar rosarios’, sino a pelear contra un Estado al que querían derrumbar.

Pero -y esto es lo más cruel- dentro del Estado, entendiendo por Estado las autoridades civiles, las militares, las instituciones que lo representan, pero también los terceros entre otros varios empresarios y ciudadanos del común, muchos de ellos tampoco tienen las manos limpias, algunos porque trataron de sacar provecho de la guerra, otros porque no le pusieron todo el empeño a solucionar los motivos que llevaron a la confrontación; hubo quienes abusaron de su autoridad y no faltaron los que ayudaron a ‘atizar el tizón’, para provocar mayores desastres y mostrar la necesidad de gastar mucho más dinero en la guerra para darle más duro al enemigo, el cual, por supuesto, no se iba a quedar quieto….” (Hasta aquí Blanca Inés en la red).Mientras tanto en las últimas semanas el plato más solicitado en el restaurante del Congreso es conejo al horno.

Autor:
Libardo León Guarín
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad