Publicidad
Sáb Nov 18 2017
22ºC
Actualizado 01:47 pm
Martes 04 de Octubre de 2011 - 12:01 AM

La tierra otra vez

Columnista: Libardo León Guarín

Que en Colombia la tierra para la minería supera a la dedicada a la producción de alimentos; que en una década su concentración en pocas manos siguió creciendo y que la población rural hoy es del 32% altamente vulnerable y excluida, dice el Informe del PNUD presentado la semana que terminó. La indigencia es del 29.1% y la pobreza del 33.7% con tendencia al subir. Que se "ganaderizó" el campo y que la férreas estructuras de poder rural no parecen tener fin, además porque tienen buena y abundante representación en el Congreso; el 0.86% de los predios ocupan el 52% de la tierra total, en manos del 1.15% de los propietarios…


Nada nuevo; solo que revive el tema así sea por la semana que pasó; ningún candidato, que yo sepa, siquiera ha mencionado el tema. El viejo problema de la tenencia de la tierra en Colombia –por no decir que en América Latina- es historia de retrocesos más que de avances: a la reforma de 1936 le respondieron en la práctica con la tímida reforma de 1961, más por miedo al impacto de la Revolución Cubana; y como si fuera mucho, vino la contrarreforma de 1968. Luego la historia reciente: otra contra reforma mediando el mismo despojo de tierras a sangre y fuego de los años cincuenta del siglo pasado: unos 4 millones/has fueron saqueados por los refundadores de la República, de los cuales el optimista ministro Restrepo dice que, por ahora, se restituirán 2.5 millones. Solo va el 7.5% y en otras fuentes 60.000/has devueltas, no porque el ministro esté cañando, sino porque el deterioro de los organismos dedicados a responder por las políticas agrarias, si las hay, es tal que todo promete pasar sin que pase nada.


Si para los paramilitares la posesión de tierra sigue dando poder político como en las sociedades agrarias preindustriales, y para los guerrilleros significaba avances en la lucha armada, para los narcoparamilitares es todo esto más el exuberante negocio de la droga; 3.6 millones de desplazados y 6.6 millones/has arrebatadas o abandonados entre 1980 y 2.010, con masacres y el miedo que no une sino que amontona, no hacen más que oscurecer el ya sombrío futuro de los colombianos. Así el Informe de Naciones Unidas citado lleve un sugestivo subtítulo: Razones para la esperanza.


EDUCACIÓN PARA LA CIUDAD.- Cuando camine en espacios abiertos, escaleras, pasillos o aceras, conserve la derecha para evitar trancones peatonales.

Autor:
Libardo León Guarín
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (4 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad