Publicidad
Mar Oct 17 2017
28ºC
Actualizado 03:05 pm
Martes 07 de Febrero de 2012 - 12:01 AM

Defensa del árbol

Columnista: Libardo León Guarín

Arborofóbicos y arboricidas llaman a quienes no solo arrasan bosques enteros que primero son potreros y luego serán desiertos, sino a quienes en el medio urbano no soportan la sombra de un guayacán frondoso porque "botan" hojas y flores o porque impiden que los clientes vean el aviso del negocio. Para destruirlos se valen de artilugios conocidos, a las escondidas, de noche; o a la vista de todos. Atrévase Ud. a denunciarlo para ganarse a un vecino provocador. Campos en la vía a la Costa, por ejemplo, aún muestran viejos troncos testigos de la quema y las ciudades sin árboles son cada vez más plásticas.


Pero pregunte a esos arboricidas si defienden la ecología y no dudarán en reprocharle el atrevimiento de dudarlo. No se sabe cuándo son más importantes los árboles, si en invierno conteniendo los aludes en las laderas, en verano refrescando las temperaturas elevadas en nuestro caso o siempre produciendo oxígeno; o por su belleza. Sin embargo, la arborización urbana debe estar dirigida técnicamente, con especies ojalá nativas apropiadas, para que no suceda lo que con los "ficus", que se trajeron sin conocer su desarrollo; a tal punto que en la ironía popular se terminó buscándoles oficio adicional: si tienes un enemigo, regálale uno pera sembrarlo en el jardín de su casa.


Olvidadas las tragedias del invierno e iniciadas las del verano –porque en sociedades subdesarrolladas con escaso manejo técnico del clima, cuando llueve porque llueve y cuando no porque no llueve- todo seguirá igual, menos para los damnificados que se quedarán con su problema. Continuarán construyendo en humedales, el taponamiento de cañadas con rellenos para terrazas –en Armenia oí decir que allí primero se construye el lote y luego la casa-, la tala para después quejarse de la sequía, los derrumbes y las avalanchas; y reiniciarán la arremetida contra los bosques orientales en Bucaramanga, porque cuando el éxito es sólo económico todo vale y mañana será otro día.


Educación para la ciudad.- 1.- Ahora que se habla de renovar los semáforos en Bucaramanga, que los nuevos incluyan señales móviles, sean caminantes o relojes, para el paso de peatones; se usan hasta en Jamaica e Islas Caimán. Otra forma de educar en comportamientos urbanos. 2.- Buen viento y buena mar para el nuevo alcalde de Zapatoca, Salvador Díaz Garzón, un ecologista convencido y allí sí que se necesitan líderes del tema, que sean dolientes de acuíferos perdidos, tierras quemadas, quebradas contaminadas y árboles perdidos.

Autor:
Libardo León Guarín
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (3 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad