Miércoles 14 de Febrero de 2018 - 12:01 AM

Siembra vientos y cosecharás tempestades

Columnista: Luis Ernesto Ruiz

Es lo que esta ocurriendo a don Timo en las correrías de su campaña política. Estoy plenamente de acuerdo con las opiniones de muchos comentaristas cuando se han referido al tema; creo que esta campaña y este posconflicto está plagado de errores.

Primero, las Farc habían conseguido una jugosa tajada de representación en el Congreso, segundo, craso error al mantener el nombre de las Farc como organización política, así la llenen de pétalos de flores; tercero, es tanto su soberbia y triunfalismo, que sin cumplir con aquello de la verdad y reparación a sus víctimas, quisieron saltarse el paso de pasar por la Corte generosamente creada para “cumplir” con aquello la Justicia, y se postularon olímpicamente a los cargos de elección al Congreso y Presidencia de la República.

Por eso como lo respondió Vargas Lleras con claridad: “¿Y qué esperaban?” ¿Qué los recibieran con aplausos, cuando habían llenado los campos de sangre y dolor durante cerca de 50 años? Eso es creer muy pendejos a los colombianos, si valoramos la paz, mucho seguramente no al precio que toco pagar, pero tampoco agachando la cabeza como pretenden otros.

Que tan equivocados andan en el proceso, han debido presentar a los distintos cargos a personas afectas a sus causa, pero sin prontuarios ante la “ley que se crearon ellos mismos” y que ya está en marcha. Han debido esperar que al menos la verdad y la reparación empiece a cicatrizar heridas, seguramente otro gallo cantaría.

En esta contienda política en todos los partidos se cuecen habas y hay manifestaciones de los opositores permanentemente por todas partes, si no ¿que pasó en Bucaramanga cuando el doctor Serpa estaba ofreciendo darle en la jeta a alguien que lo estaba increpando? Con este comentario no estoy invitando a que en las campañas se debe seguir agrediendo y agraviando, no; tenemos que decantar el ánimo en los espíritus, ya se ha hecho un expreso manifiesto, las encuestas dicen que Colombia perdona pero no olvida y a las Farc no se les quiere, más si no asumen una posición que invite al perdón y olvido.

Autor:
Luis Ernesto Ruiz
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad