Publicidad
Mié Nov 22 2017
21ºC
Actualizado 08:08 pm
Miércoles 12 de Julio de 2017 - 12:01 AM

El desespero del alma

Columnista: Luis Ernesto Ruiz

Es lo que estamos viviendo los colombianos, cuando vemos con dolor de patria cómo la justicia se derrumba, acabamos de conocer que el encargado de luchar contra la corrupción era un corrupto. Cómo carteles de abogados en contubernio con algunos fiscales propiciaban que a causas civiles le colgaran procesos penales para poder extorsionar a los demandados. Fiscales que respondían a los tribunales de segunda instancia, engavetando procesos por años para desesperar en pleitos que ya se contaban por lustros. Vanguardia en alguna ocasión contó cómo fue sancionado un representante de la Procuraduría quien en contubernio con una Fiscal eran ejemplo de esta práctica corrupta.

No acabamos de conocer la detención de Moreno cuando salen a la palestra en los medios de comunicación los magistrados del Meta a quienes acusan de recibir sobornos y de aceptar francachela non sanctas. Ya no sé si todas estas humaredas pretenden poner un velo sobre los grandes robos a la patria como: Odebrecht y Reficar, donde los señores de cuello blanco quieren pasar desapercibidos en tan grandes latrocinios. El país quiere ver prontos resultados y sanciones ejemplares, hasta dónde los colombianos de a pie tenemos que seguir pagando los platos rotos de todos estos estropicios. Ahí está el verdadero nudo gordiano que tenemos que reventar.

Hace poco oímos a nuestro alcalde preguntar: ¿por qué no se ve ninguna acción de parte de la Fiscalía regional con las demandas interpuestas por más de 50 hechos de corrupción de la administración anterior?

El señor contralor Municipal, doctor Gómez Villamizar, sorprende a la ciudad con el embargo al Alcalde por sus dudas en un contrato del Acueducto. Quienes conocemos a Rodolfo sabemos que no se va a enlodar después de estar cumpliendo una tarea ejemplar para curar a la ciudad de la corrupción; y digo nos sorprende, porque no es capaz de mirar atrás y rebuscar qué fue lo que pasó en la contratación del pasado.

Se necesita de una gran reingeniería que le dé la confianza al país, que la justicia vaya por buen camino para lograr los necesarios senderos de paz que estamos buscando.

Autor:
Luis Ernesto Ruiz
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (2 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad