Publicidad
Lun Feb 19 2018
22ºC
Actualizado 09:30 pm
Miércoles 07 de Febrero de 2018 - 12:01 AM

La impunidad en que vivimos

Columnista: Luis Ernesto Ruiz

En la cual se incumple uno de nuestros postulados en la carta que nos rige, como es la de una “pronta y cumplida justicia”, es la que motiva las distintas formas de violencia en la cual estamos inmersos desde ya hace más de cinco décadas; además abrió la gran puerta donde ha penetrado la corrupción a la totalidad de los campos del poder, la última de ella precisamente a quienes deben ser los guardianes de ella.

Una de las causas es la de, a quienes se les ha entregado el poder de decidir, no asumen finalmente las responsabilidades fiscales de las decisiones “erradas” que toman, esto es, que si se equivoca o cierra los ojos para tomar un camino en contra de lo justo y legal, donde se generan daños que luego son reclamados al Estado, aquí no cabe la repetición, como en otros casos sucede, especialmente en la decisión administrativa.

Aquí un fiscal va ordenando un auto de detención, sin las pruebas suficientes o apoyado en falsos testimonios, donde en ocasiones es clara la intención de quién declara de hacer daño sin razón, después de un largo período sale el acusado libre sin sanción, pero ha perdido su empleo y abandonado su familia, es obvio que recurra a cobrar los daños y el fiscal de marras tranquilo como siempre. O aquel que engaveta los procesos para detener el proceso y la justicia, con lo cual se hace interminable una decisión de quien quiere cumplir con su obligación de hacer pronta cumplida la justicia.

El día que aquellos que generen esa demanda al Estado por fallas en sus procesos tengan que pagar con su patrimonio, se cerrará esa talanquera a quienes han tomado la justicia para enriquecerse o para librar cobros de cuentas de carácter ideológico.

Lo mismo debe ser con aquellos que dentro de su ejercicio profesional enreden los pleitos y mañosamente los transiten por los vericuetos de la ley, impidiendo la pronta y cumplida justicia, sean sancionados, seguramente empezaríamos a ver la luz al final del túnel para acabar con la impunidad.

Autor:
Luis Ernesto Ruiz
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Sin votos aún
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad