Miércoles 21 de Febrero de 2018 - 12:01 AM

Y donde está el piloto

Columnista: Luis Ernesto Ruiz

Es lo que nos preguntamos a diario los colombianos, un país descuadernado, como lo diría el expresidente Lleras; por donde lo veamos este barco está haciendo agua: las ciudades en manos de los delincuentes de todos los pelambres, los de cuello blanco echando mano de lo que corresponde a los pobres, son los dineros que se van en manos de pocos y pertenecen a la educación, la salud y todo lo que corresponda a hacer inversión social en los más necesitados.

El país rural en manos de los cuatreros, y quienes hacen su agosto saqueando equipos de riego, tractores etc. Eso, sin contar aquellas partes donde tomaron control los que no se desmovilizaron y se integraron a los grupos al margen de la ley llámese Eln, grupos criminales organizados, oxigenados por la extorsión, el secuestro y el narcotráfico.

Confunde seguramente a quienes tiene que combatir este flagelo que agobia a los colombianos el que esté parte de ellos sentados a manteles esperando que el piloto aparezca a ver si se viaja o no en un vuelo muy incierto, buscando “la paz”, esperando conseguir las gabelas de los otros, sino algo más.

Yo sí creo que el Eln está preparado desde hace años para dominar los aspectos políticos del pos conflicto, como que ellos ya cuentan con organizaciones preparadas para controlar lo que ellos hacen referencia como la sociedad civil, ya bautizadas y legalizadas por gobiernos anteriores, si no que no lo cuente el doctor Samper.

La percepción del campesino es que estamos llegando de nuevo a los albores del año 2000, donde había miedo en las carreteras y había que estar en la casita al terminar la tarde. Lo grave es que en las ciudades también ahora da miedo salir de noche: con el raponeo, el atraco, el saqueo de almacenes, acompañados de la impunidad de sus actos.

Esto sucede cuando los colombianos tenemos que elegir congresistas y presidente, la lectura es peligrosa, así sucedió en Venezuela cuando calaron los mensajes contra los corruptos. Ojo, de pronto vamos de Guatemala a guatepeor.

Autor:
Luis Ernesto Ruiz
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad