Miércoles 18 de Julio de 2018 - 12:01 AM

Felicitaciones a los médicos Internistas

Columnista: Luis Ernesto Ruiz

Pocas bolas le paramos los pacientes, para reconocer a aquel que nos ha dado la tranquilidad para continuar viviendo en este conflictivo mundo, y más cuando hemos corrido una buena parte del almanaque.

Recordemos que el pasado 12 de julio se celebró el día del médico internista, importante especialidad en el mundo de la medicina, dicen los expertos que antes los llamaban clínicos, para diferenciarlos de los cirujanos. Algunos los confunden con los llamados internos, estos son aquellos pollos de la medicina que deben cumplir en forma rotatoria un año en clínicas y hospitales antes de graduarse.

Tomaré textualmente apartes de un artículo publicado hace un año en el Espectador por el Dr. Roberto Esguerra Gutiérrez. “Para decirlo de manera sencilla, el internista es el médico especialista en adultos. Se ha destacado por su capacidad para realizar diagnósticos certeros con base en el análisis de los síntomas, de los hallazgos de un cuidadoso examen clínico y del profundo conocimiento humano de su paciente, apoyado en exámenes y medios de diagnóstico, mediante un proceso de análisis estructurado y metódico. El internista es el especialista mejor preparado para tratar de manera integral a los adultos.

El Internista por excelencia Sir. William Osler (1849-1919), médico Canadiense, consideró que la ecuanimidad es la virtud que deben tener los médicos y en particular los internistas, y la definió como imperturbabilidad, compostura y presencia de ánimo en toda clase de circunstancias, la calma frente a la borrasca, la claridad de juicio en momento de mayor peligro, la inmutabilidad, la impasibilidad, o para emplear un viejo y expresivo vocablo, la flema no perder la cabeza”. Qué importante para un paciente que su médico no sea indeciso y no muestre incertidumbre en la hora de tomar decisiones difíciles.¨

La presidencia Nacional de esta prestigiosa ACMI esta en manos del Dr. Gustavo Adolfo Parra Zuluaga, Santandereano entregado a la medicina y sus pacientes, pendiente además de la academia en la Facultad de Medicina de la Unab, promovió y dirige esta especialidad, muy reconocido internacionalmente. Soy uno de sus pacientes agradecido.

Autor:
Luis Ernesto Ruiz
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad