Publicidad
Mié Ago 23 2017
26ºC
Actualizado 11:57 am
Miércoles 09 de Noviembre de 2011 - 12:01 AM

Mapiripán la punta del iceberg

Columnista: Luis Ernesto Ruiz

Todo parece indicar que lo que está ocurriendo hoy con Mapiripán, es la punta de un iceberg, donde confluyen propósitos en lo que suele llamarse la guerra jurídica y política, librada por los grupos armados al margen de la ley. No es un secreto que el proyecto Nunca Más; puesto en marcha por ONG y en ese entonces grupos subversivos, cuyo objetivo era el desprestigio y la intimidación jurídica para quebrar la voluntad de lucha de los integrantes de las Fuerzas Militares, funciona. Los sucesos de Mapiripán fueron bien explotados. Hoy, además de la condena al Estado por los organismos internacionales, la justicia colombiana ha proferido sentencia condenatoria a un General y dos Coroneles del Ejército, de las cuales se espera una pronta revisión, para desenterrar entuertos, donde fuerzas oscuras se empeñan en debilitar nuestra democracia, destruyendo el pilar que la sustenta.


También aparecen unos nuevos utilitarios de esta guerra jurídica. Ya estamos viendo la danza de los millones, donde se consiguen jugosos dineros del Estado a través de todos estos procesos; son miles de millones los que en este momento están esperando recibir de esta estrategia bien orquestada, no solo para defraudar al Estado, sino para destruirlo.


La culebra se mueve. Son muchos los logros alcanzados en esta materia, la confirmación de condenas a largas penas de prisión a un gran numero de oficiales y soldados de las Fuerzas Militares son su resultado. Sí existe la intimidación jurídica a sus miembros, ante el temor de expedientes que se les vienen armando desde hace años, ante sus resultados operacionales. Falta ver que ahora salgan a la palestra para demandar exceso de fuerza en la operación con la cual se dio de baja a Cano. ¿Qué contribuye a esta situación? El silencio de todo un país ante todo lo que esta ocurriendo con sus Fuerzas Militares, las que están garantizando el orden, la defensa de sus vidas y de sus bienes. ¿Hasta cuándo esperar? Produce una dolora desazón ver un video donde en los aeropuertos de los Estados Unidos la gente se levanta de su silla para aplaudir a sus soldados, cuando llegan de la guerra, o con banderas salen a las vías y a los puentes a homenajear a aquellos que han caído en acción. ¡Qué dolorosa comparación!

Autor:
Luis Ernesto Ruiz
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (5 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad