Publicidad
Sáb Ago 19 2017
19ºC
Actualizado 07:21 pm
Miércoles 28 de Diciembre de 2011 - 12:01 AM

Dr. Lucho es hora de que vuelvan los cepos

Columnista: Luis Ernesto Ruiz

No existe otra forma diferente para hacer que las vías se utilicen como han sido diseñadas. La manera de lograr mejor movilidad en estas estrechas vías que tenemos en la ciudad para que cumplan con su función, que es la de que los carros circulen sin que esto se vuelva un dolor de cabeza, es regresar a la época de los cepos, con lo cual se pone fin a la indolencia de muchos de parar en donde se les venga en gana y abandonar el carro para cumplir con las diligencias que se han propuesto.


Eso de tratar de llegar a obtener cultura ciudadana, sin el garrote, no funciona, y en estos días se ha podido constatar como colapsaron algunos sectores de la ciudad, empezando por la bendita carrera 37 con calle 41. Esta y la 38 llegaron a convertirse en un verdadero dolor de cabeza, la solución que se dio para poder ir a comprar pan parece que tampoco funciona.


Así es que Doctor Lucho Bohórquez, nuestro nuevo y mejor amigo alcalde. Usted nos prometió que mejoraría la movilidad en esta ciudad; y para meter a la gente en cintura, va a tener que echar mano de nuevo de los cepos; no como en el pasado con ese esperpento de contrato; lo debe manejar Tránsito y recurrir a tantas grúas que hay en la ciudad. Para empezar, la primera semana puede ser didáctica, una paradita con el cepo por un buen tiempo y un mensaje para que no lo vuelva a hacer, y la semana siguiente, con todo el peso de la Ley.


Doctor Lucho, hay una vías, como la calle 36 que merecen ser ampliadas hasta que rematen con las carreras 35 y 36, para que se distribuyan en las rutas trasversales Norte-Sur. Lo ideal es adquirir los predios que le impiden conectarse con las carreras 39 y 40, fíjese usted que la circulación Occidente-Oriente se la entregan embotellada, la calle 35 dejó de ser preferencial con haberle dado tráfico preferencial a la carrera 24, y ni siquiera pensaron en el semáforo. Además la calle 35 termina en la 27, porque no hay ninguna condición de continuidad como vía preferencial al oriente; no hay por dónde. La calle 36 termina en la carrera 33, de ahí en adelante es en un solo sentido y sin semáforos que la hagan manejable. El tráfico a Altos de Cabecera se desviaba a la calle 42, que es la que tiene los semáforos, pero el Doctor Avellaneda la embotelló, al impedir el acceso a la calle 41 y dejarla equivocadamente en un solo sentido, tal vez para mejorar el acceso a quienes quieren comprar el delicioso pan que se vende por ahí.


Mientras nuestro nuevo Alcalde le entrega la responsabilidad en el mandato que inicia a los expertos en la movilidad y desarrollo urbano, permítame desearle lo mejor en su tarea, el éxito en ella es el éxito de quienes tenemos que vivirla. A mis pacientes lectores lo mejor de lo mejor para el año 2012, con el cual los profetas nos han amenazado tanto.

Autor:
Luis Ernesto Ruiz
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad