Publicidad
Mar Sep 26 2017
22ºC
Actualizado 10:00 pm
Lunes 07 de Agosto de 2017 - 12:01 AM

Lo que diga Uribe

Columnista: Luis Fernando Rueda

No solo es el que diga Uribe, es lo que diga. El Centro Democrático trajo el jueves pasado a los cinco precandidatos de este partido a la presidencia de la República, quienes vienen recorriendo el país en un ejercicio de fogueo frente a sus electores, con el fin de escoger el nombre que se someterá a la contienda electoral de mayo próximo.

Paloma Valencia Laserna, María del Rosario Guerra de la Espriella, Iván Duque Márquez, Carlos Holmes Trujillo y Rafael Nieto Loaiza, actuando como un grupo aplicado de aprendices, siguen al pie de la letra las instrucciones que su mentor les dicta. Holmes Trujillo, de lejos, les saca ventaja como viejo zorro de la política que es. Duque se muestra como el más moderado de los cinco “huevitos”. Nieto Loaiza afina su oratoria de cara a la nueva faceta que vive como precandidato, la exministra Guerra se la juega con un discurso de firmeza y la senadora Valencia es la más vehemente de todos.

Pero la imagen del expresidente es mesiánica. Opaca a cualquiera que se ponga a su alrededor. Sigue siendo el hombre combativo que durante ocho años dirigió los destinos de este país, produce adoración entre sus seguidores y eso lo disfruta prácticamente hasta el éxtasis. Rompe el protocolo, interviene, da y quita la palabra, se muestra conciliador ante sus detractores y detesta todo lo que huela a su sucesor, Juan Manuel Santos. Cada alusión en contra del actual gobierno despierta vivas y aplausos.

La imagen del Centro Democrático es la de un partido que mantiene una bancada disciplinada en el Congreso. Y así se comportan. No hay detalle que su líder deje al azar y, como él mismo lo reconoce, asume el papel de prefecto del orden para que el libreto salga a la perfección. Es, para sus partidarios, el presidente, no cabe el título de ex.

Uribe es un fenómeno político que, para bien o para mal, seguirá vigente. Desde lo que dijo Uribe, para la campaña en ciernes, soltó dos temas que representan votos: subir el salario mínimo y bajar los impuestos. Habrá que ver.

Autor:
Luis Fernando Rueda
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (2 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad