Sábado 30 de Agosto de 2014
Publicidad
Publicidad
Luis Pinilla Pinilla
Patrocinado por:
Jueves 07 de Febrero de 2013 - 12:01 AM

La generalización es fuente de injusticia

Autor: Luis Pinilla Pinilla

En mi artículo anterior, al tratar sobre los abusos desmedidos, descarados, en pensiones, cometí el equívoco de hablar de congresistas, magistrados, en general. Ahora bien, por conocimiento directo a lo largo de mi vida profesional, personal, familiar, sé que, como en todo lo referente a la actividad humana, “ni son todos los que están ni están todos los que son”, máxime cuando algunos, para sacudir sus culpas sobre otros, acuden a lo que dice el adagio: “calumnie, calumnie, que de la calumnia algo queda”.

Lo digo y lo sostengo que, al igual que en la actividad pública, y también en la privada, hay personas que están “escapando cárcel”, hay funcionarios impolutos que siempre buscan cumplir satisfactoriamente su obligación, incluso buscando el bien común que nos predicara Santo Tomás de Aquino. 

Todos somos diferentes; dice Rousseau en el “Discurso sobre el origen de la desigualdad”: “en la especie humana hay dos clases de desigualdades: la una que considero natural o física, porque es establecida por la naturaleza y que consiste en la diferencia de edades, de salud, de fuerzas corporales y de las cualidades del espíritu o del alma, y la otra que puede llamarse desigualdad moral o política, porque depende de una especie de convención y porque está establecida o al menos autorizada por el consentimiento de los hombres. Ésta consiste en los diferentes privilegios de que gozan unos en perjuicio de otros, como el de ser más ricos, más respetados, más poderosos o de hacerse obedecer.”

Como complemento del análisis sobre las diferencias, los invito a leer lo escrito en su artículo del domingo en El Tiempo, con pleno conocimiento de causa, por Gabriel Silva Luján, sobre titiriteros y títeres, porque de eso también hay en la viña del Señor. Dios nos cuide a los buenos cuando somos menos que los malos, y que mis lectores me acepten mi alineación en el equipo de los buenos.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Sin votos aún
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones