Jueves 26 de Abril de 2018 - 12:01 AM

Eduardo Díaz Ardila

Columnista: Luis Pinilla Pinilla

Eduardo acaba de morir, Bucaramanga, mar.24, 4:30a.m., escribo este artículo en su memoria. Querido Cura y Hermano: cuando en días pasados nos vimos en esa tierra grata, Barrancabermeja, usted nos hizo una pregunta: ¿Alguna vez han imaginado cómo es el cielo? ¿Cómo concebir como realidad un cielo que ha sido solo el sueño que ha dado razón a todo?

El cielo, Eduardo, debe ser así, como esa experiencia que nos llevó a encontrar el amor de Dios y a Él mismo en la mirada de cada uno y en el dolor adivinado tras una lágrima en cada cercanía que compartíamos. Ese compartir en el que todos teníamos cabida; encuentro de una igualdad posible a pesar de ser negros, blancos, amarillos; ignorantes, iletrados o doctos y sabidos.

Esa sabiduría creó otra vida, cuando veíamos cómo compartían un pescado con nosotros. Cuando recibían u otorgaban un abrazo de ternura, a la luz de esa luna. El cielo, Eduardo, debe ser igual a esa experiencia en esa tierra ardiente en la que vimos recoger sangre en el matadero para alimentar su indigente familia, pero así eran capaces de mostrarnos lo maravilloso incluso de no tener nada cuando se tenía todo siendo hermanos. Cuando veíamos que Él estaba ahí, en cada uno esos rostros, y en cada alegría cuando lográbamos hacer algo que transformara la vida de soledad y carencia, en cielo de encuentro.

El Cielo es todo aquello que usted vivió y seguirá viviendo por ese amor que es Dios, que hemos descubierto en el otro, cuando lo hacemos parte de nosotros. Es todo aquello que aprendimos a valorar como verdadero, es todo lo que nos muestra la realidad de Jesús.

Sí Dios es AMOR, el Cielo es la vivencia del amor. No sabemos si al verlo a Él cara a cara, cuando terminemos de construir nuestra parte del verdadero Amor en el mundo, tarea para la que fuimos creados, nos arrodillemos para adorarlo, o podamos en nuestra humildad de hijos, recibir el abrazo más inimaginable…

Autor:
Luis Pinilla Pinilla
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad