Publicidad
Vie Sep 22 2017
21ºC
Actualizado 09:59 pm
Jueves 17 de Agosto de 2017 - 12:01 AM

Seamos capaces de entendernos

Columnista: Luis Pinilla Pinilla

Viendo directamente y a través de las noticias una violencia desbordada, debemos reflexionar sobre ella desde nuestra realidad. Las violencias han formado siempre parte de mi imaginario, porque las he vivido y las he estudiado desde muy joven y anhelo que un día: “Todo pasará.../ Y vendrán nuevas madres para los niños huérfanos./ Y vendrán nuevos hijos para las madres tristes./ Y un nuevo pan más dulce y más sabroso/ desbordará las mesas de mi pueblo./ Y una nueva esperanza/ desbordará los pechos reconstruidos” (Barahona).

A partir de escritos de Sonia, vemos la violencia sufrida por todos y compartimos luces y oscuridades profundamente: “¿Sabes? Soy capaz de entender tu dolor y tu rabia, también conozco la violencia; como víctima del horror de nuestro país perdiste a tu padre de 34 años. En barrios subnormales hemos visto niños morir de hambre; sabemos de huérfanos debido a balas de izquierda o de derecha. Conoces de mi abuelo que entregó su vida en la Guerra de los Mil Días. He vivido toda una vida contigo y nunca terminas de llorar la muerte de tu padre –especialmente al oír cantar “A quien engañas abuelo” a Arnulfo Briceño-, aunque sabes de reconciliación y perdón, no puedes olvidar la pérdida de su amor y protección; hemos trabajado para que en este país no haya más niños abandonados a la fuerza, por la desigualdad de oportunidades, por el odio en que hemos vivido, por una guerra sin fin, por eso no quiero desaprovechar un paso hacia una vida más humana, con un proceso de paz por deficiente que sea, como dices. Sí conozco de cerca las armas y los machetes y las bayonetas, viví un papá pacífico, recogido todas las mañanas por un camión con militares y bayonetas por razón de su trabajo.”

Un país de abandonos es un país de violencias; anhelo la paz, no por apoyar al Presidente Santos, ni por estar de acuerdo con las Farc, sino porque el proceso comenzado es un paso para salir de la violencia que hemos vivido generacionalmente ¡que ojalá prospere!

Autor:
Luis Pinilla Pinilla
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Sin votos aún
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad