Publicidad
Jue Sep 21 2017
22ºC
Actualizado 07:38 pm
Jueves 07 de Septiembre de 2017 - 12:01 AM

Bolívar y Santander también se tropezaron

Columnista: Luis Pinilla Pinilla

Desde cuando Bolívar pronunció su frase “el no habernos puesto de acuerdo con Santander nos perdió a todos” y después, al dejar escrito en su testamento: “si mi muerte contribuye a que cesen los partidos y se consolide la unión, yo bajaré tranquilo al sepulcro”, la historia nacional se ha caracterizado por divisiones que nos han perdido a todos.

Ahora bien, al interpretar el pensamiento de El Libertador a la luz de la doctrina democrática de hoy, no se trata de buscar el unanimismo, que es una quimera, ni de la abolición de los partidos, por cuanto una democracia sin partidos revierte en anarquía o en gobiernos unipersonales, que ni a Bolívar se le toleró.

Tampoco se trata del otro extremo, tener veinte o más partidos “inscritos”, partidos desechables que solo buscan la satisfacción de intereses personales; se trata de tener unos cuantos partidos organizados que busquen la articulación de intereses de grupos ciudadanos con reglas claras de funcionamiento y con garantías para aquellos que en algún momento estén en la oposición; porque la oposición, entendida como alternativa de poder, también es inherente al sistema democrático.

Otra cosa es que las divisiones nos han perdido a todos y nos han perdido porque de ordinario en ellas priman los intereses personales de poder sobre aquellos que conducen hacia la consecución del bien común.

El anterior marco teórico para analizar la realidad política de hoy con quién sabe cuántos partidos, inscritos o no, y sí tan desechables que los veinte o más candidatos a la Presidencia prefieren inscribirse a través de firmas. Siendo de destacar a Germán Vargas Lleras, nieto de Carlos Lleras, por ende desde niño miembro del Partido Liberal, después cofundador del Partido Cambio Radical y ahora recogiendo firmas para inscribirse como candidato.

Mientras continuamos con el análisis de candidaturas, repitamos la plegaria de la misa dominical con motivo de la visita del Papa Francisco: “Suscita en nuestros corazones esperanza, perdón, amor y paz; hagamos posible el reencuentro entre los colombianos por medio de la reconciliación.”

Autor:
Luis Pinilla Pinilla
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Sin votos aún
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad