Publicidad
Dom Dic 10 2017
21ºC
Actualizado 06:07 pm
Jueves 23 de Noviembre de 2017 - 12:01 AM

La consulta popular

Columnista: Luis Pinilla Pinilla

Desde joven fui miembro activo del Partido Conservador. En su representación fui Alcalde de Barrancabermeja. Más de 20 años de mi actividad profesional, con la Fundación Konrad Adenauer, transcurrieron con y por el Partido. Lo anterior hasta cuando simplemente el partido, los partidos, desaparecieron; los de ahora son movimientos cuasi partidistas guiados por intereses y egoísmos personales. Cuando Horacio Serpa fue candidato a la Presidencia enfrentado a Andrés Pastrana, voté por Horacio porque los conocía muy bien a los dos, en lo personal y en lo político.

Y volví a votar por Serpa cuando se enfrentó a Álvaro Uribe y a pesar de las dos derrotas, no me retracto de haberlo hecho. Y me satisface haber votado en el 2010 y 2014 por Juan Manuel Santos.

Desde el principio de la campaña electoral 2018 he considerado que el mejor de los candidatos es Humberto De La Calle, y en segundo lugar Juan Fernando Cristo. Lo anterior porque creo que con subidas, bajadas, avances y retrocesos, sus correspondientes misiones en las negociaciones del proceso de la paz han sido satisfactorias y me acojo a la positiva acogida internacional que tiene el proceso. Quiera Dios, para bien de Colombia, que los inevitables tropiezos de negociaciones tan difíciles, no constituyan una derrota del proceso.

Ahora bien, no entiendo cómo dos dirigentes políticos de la calidad de De La Calle y Cristo, quienes coincidieron en negociaciones tan difíciles, no pudieron entenderse para acordar cómo irían en las elecciones y optaron por una consulta popular, tan “impopular” como para un nivel de participación tan mínima y en cambio con tan enorme desgaste del erario.

Lo preocupante de la situación, expresada por el mismo ganador de la consulta al decir: “El Partido Liberal ha perdido su incidencia”, es que, como causa y efecto, la corrupción, la mínima participación ciudadana, la inestabilidad institucional, con permanentes reformas constitucionales y legales; la cuasi nula “separación de poderes”,… tienen sumida a la nación en una situación que requiere de mucho más para consolidar la prosperidad que Colombia tanto requiere.

Autor:
Luis Pinilla Pinilla
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Sin votos aún
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad