Publicidad
Jue Ene 18 2018
21ºC
Actualizado 11:06 am
Jueves 14 de Diciembre de 2017 - 12:01 AM

Vivamos en paz en nuestro interior

Columnista: Luis Pinilla Pinilla

La renuncia de Juan Camilo Restrepo a la dirección de las conversaciones pro paz con el Eln, ha dado lugar a muy diversos comentarios que me llevan a recordar informaciones recibidas directamente del Batallón del Ejército, en mi época de Alcalde de Barrancabermeja, 1970-72. Entonces empezaba a armarse el Eln, esparciéndose por el Magdalena Medio.

Para no “anclarme en el pasado”, como lo recomienda Daniel Pécaut, y sin indagar quiénes han sido más salvajemente criminales, si Farc o Eln, conociendo la capacidad y responsabilidad profesional de Juan Camilo Restrepo y convencido de que si en medio siglo no pudimos vencerlos militarmente, las “prebendas” que la nación les está cediendo están bien otorgadas con tal de que podamos caminar por los senderos de la paz. Personalmente los prefiero haciendo lo bueno y lo malo en el Congreso, como tantos otros congresistas, a tenerlos en el monte “echando plomo”.

Más preocupante que lo anterior es tener a un personaje como Donald Trump de Presidente de EU; en uno más de sus atropellos, ahora Trump, sin tener autoridad para ello, proclama a Jerusalén como capital de Israel, desconociendo a Tel Aviv, sin importarle el rechazo de prácticamente todo el mundo empezando por el Papa Francisco, quien ha alertado sobre una tercera guerra mundial, rechazo que incluye a judíos y musulmanes quienes, al igual que los cristianos, también tienen sus sedes religiosas en Jerusalén. Y obviamente tiene también el rechazo unánime del Consejo de Seguridad de la Onu. Todo lo anterior porque la actitud de Trump solo consigue inducir a la violencia, en una región que no es precisamente un “modelo” de paz.

Que Estados Unidos encuentre el camino para que, con procedimientos democráticos, logre cambiar de Presidente antes de culminar período, para no causar más mal al interior y hacia el exterior.

Personalmente, especialmente como un mensaje de una Feliz Navidad y un Próspero 2018, que Dios nos dé paz en nuestro interior, en forma de poderla irradiar hacia el exterior.

Autor:
Luis Pinilla Pinilla
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Sin votos aún
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad