Publicidad
Lun Nov 20 2017
23ºC
Actualizado 12:47 pm
Jueves 01 de Diciembre de 2011 - 12:01 AM

El poder de la palabra aproxima y une

Columnista: Luis Pinilla Pinilla

Son palabras del expresidente Belisario Betancur en la Jornada sobre Gobernanza y Derechos Humanos organizada por la Fundación Santillana, el pasado 25 de noviembre. A propósito del dolor que embarga a la nación con la nueva masacre de las Farc, valga una recordación histórica, teniendo presente que cada situación es susceptible de su propio análisis.


El 7 de agosto de 1978, Julio César Turbay toma posesión como Presidente de la República; el 6 de septiembre promulga el Estatuto de Seguridad, que, entre sus controvertidas normas, transfiere a la Justicia Penal Militar el juzgamiento de delitos como: alzamiento en armas, perturbación de orden público, extorsión, secuestro. A los pocos días, el 13 de septiembre, el Movimiento de Autodefensa Obrera-Ado asesina en su casa al exministro Rafael Pardo Buelvas. El 31 de diciembre de 1979, valiéndose de un túnel construido previamente, el M-19 asalta el Cantón Norte del Ejército Nacional y roba más de 5.000 armas.


El 16 de febrero de 1980, el M-19 se toma durante 61 días la Embajada de República Dominicana, tomando como rehenes a 17 diplomáticos, entre ellos el Embajador de Estados Unidos, Diego Asencio, y el Nuncio Apostólico de El Vaticano, Ángelo Acerbi. El Gobierno Turbay, con estatuto de seguridad y todo, inicia entonces un proceso de encontrar otros caminos en la construcción de la paz, evitando una masacre de repercusiones internacionales. A finales de abril, luego de negociaciones con participación de la OEA y de Fidel Castro, los secuestradores abandonan el país rumbo a Cuba, "acompañados" de 12 de los embajadores.


Nunca se supo con certeza cuántos millones de dólares, se dice que fueron dos millones, producto de las negociaciones llevaban en sus maletas los subversivos en su viaje a Cuba y mucho menos cuál fue el destino final de ese dinero. Tampoco se supo quiénes, de los que viajaron a Cuba regresaban el 14 de noviembre de 1981 a reanudar su actividad subversiva en el buque Karina, hundido en combate con la Armada Nacional. El 23 de marzo de 1981, el Gobierno Turbay rompió relaciones con Cuba, por entrenar y armar insurgentes del M-19.


En otro espacio Rosemberg Pabón, "Comandante Uno" en la toma de la Embajada en 1999, fue reconocido como uno de los mejores alcaldes del país, por su labor como burgomaestre en el Municipio de Yumbo, en una demostración que, en términos de Betancur, "¡sí se puede!", dentro de la legitimidad, dentro de la legalidad.

Autor:
Luis Pinilla Pinilla
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Sin votos aún
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad