Publicidad
Mié Nov 22 2017
20ºC
Actualizado 10:10 pm
Jueves 16 de Febrero de 2012 - 12:01 AM

Política es poder

Columnista: Luis Pinilla Pinilla

Ante lo compleja de la situación actual, valga desplegarnos en la teoría con un tema tratado desde siempre ¿qué es política? Ya Aristóteles define: "política es el poder que se ejerce en un territorio autárquico", que es el régimen capaz de bastarse por sí mismo. Fue superada por la historia hace ya varias centurias, pero la identificación entre política y poder ha superado los 23 siglos que nos separan de Aristóteles, reafirmándose con Tomás De Aquino, Maquiavelo, Montesquieu, Thomas Hobbes….


Ya en el mundo contemporáneo, científicos de la política como el francés Georges Burdeau, o los norteamericanos Harold Laski, Harold Laswell, Robert Dahl concuerdan en que: "La Política se encarna en lo concreto bajo la figura del Poder. Política y Poder son inseparables y la intimidad de su unión es tal que, el carácter político debe ser reconocido en todo fenómeno concerniente a la formación, la estructura o la actividad del Poder."


El sociólogo y economista alemán Max Weber sostiene: "Cuando se dice que una cuestión es política, o que son ‘políticos’ un ministro o un funcionario, o que una decisión está ‘políticamente’ condicionada, lo que quiere significarse siempre es que la respuesta a esa cuestión, o la determinación de la esfera de actividad de aquel funcionario, o las condiciones de esa decisión, dependen directamente de los intereses en torno a la distribución, la conservación o la transferencia del poder. Quien hace política aspira al poder; al poder como medio para la consecución de otros fines, idealistas o egoístas, o al poder ‘por el poder’, para gozar del sentimiento de prestigio que el confiere".


Política es poder y sin poder nada se puede, "el poder para poder", como le debieron responder a Darío Echandía su pregunta del 9 de abril de 1948: "¿el poder para qué?"; todo lo anterior teniendo en cuenta el deber ser de la enseñanza de Tomás de Aquino: "el poder debe orientarse hacia la consecución del bien común".


Retrotrayéndonos de nuestra actualidad política, recuerdo que el Ex Presidente Misael Pastrana en tono irónico decía que Pablo Escobar era el máximo empresario del país porque había montado todo un emporio económico con un producto que era ilegal desde su cultivo hasta su distribución y consumo; sin olvidar que Escobar fue representante a la Cámara, donde también ejerció su poder. Ahora requerimos del poder, en aras del bien común, para evitar que parientes, socios, seguidores de Pablo Escobar y paracos acompañantes se vuelvan a apoderar del manejo del Estado, como nos lo están profetizando, o amenazando, recientemente.

Autor:
Luis Pinilla Pinilla
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad