Lunes 22 de Septiembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Manolo Azuero
Patrocinado por:

La generosidad de ‘Lucho por mí’, el alcalde de Bucaramanga, para que él y su gobierno se den bombo en los medios es tan basta (y peculiar) como la suerte de los hermanos Valderrama en las millonarias licitaciones públicas de la región.

Su voto: Ninguno (20 votos)

Por muchos años en Santander nos gobernó una élite elegida a dedo que, aunque más honrada que la que manda hoy, fue incapaz de darse cuenta que construía una sociedad excluyente que marginaba no a pocos en la pobreza. Por eso con la elección popular, que no fue lo más torpe sino lo más sensato que pudo pasar, esa élite perdió la batuta y nunca más la recuperó.

Su voto: Ninguno (11 votos)

El gobernador de la gente, Richi Ricón, también conocido como Richard Aguilar, llegó al poder en Santander para hacer con plata pública todo lo que no hace la gente. Viajar a lugares tan ‘recónditos’ como San Gil en chárter o ir a Roma a una audiencia fugaz con el Papa y llevar jefe de prensa, son apenas dos ejemplos recientes.

Su voto: Ninguno (8 votos)

Cuento cinco años desde que empecé a escribir aquí en Vanguardia. Desde mis 17 años hasta mis 22. Dije, en una de mis primeras columnas, que quería ser una voz contra la indiferencia. Realmente, al final, lo que hice fue recopilar las voces de otros, de muchos, contra la indiferencia de la clase dirigente local, frente a los reclamos de la gente.

Su voto: Ninguno (22 votos)

Desde que empecé a escribir, en enero de 2009, hay un rasgo de la dirigencia del área metropolitana de Bucaramanga que sobrevive al dinamismo de la política. Me refiero a la dejadez, que se refleja en la incapacidad de resolver los problemas más simples de la ciudad. Aquí una lista, no exhaustiva, pero suficiente.

Su voto: Ninguno (7 votos)

Me da pena dañar la fiesta de año nuevo, pero voy a usar esta columna para contar una conclusión de este 2013 que es muy lamentable: en Bucaramanga tenemos un Alcalde que no manda. El Alcalde ‘social’, Lucho Bohórquez, dejó de ‘luchar con todo el corazón’ (slogan de campaña) desde que llegó al poder.

Su voto: Ninguno (11 votos)

En Floridablanca, que celebró elecciones a la Alcaldía en noviembre, no pudieron descansar. Pasaron de contemplar las fotos de Kleyman vestido de Superman, a disfrutar de la sonrisa contagiosa del senador liberal Jaime Durán y la mirada profunda del Pote Gómez, senador liberal ahora candidato a la Cámara.

Su voto: Ninguno (8 votos)

Hace tres años se firmó la indignación que hoy desvela a los bumangueses: La contribución de valorización. ¿El autor? El alcalde liberal Fernando Vargas Mendoza. ¿Los auspiciantes? Muchos concejales de Bucaramanga. Sin embargo, poco figuran estos antagonistas en el discurso de protesta contra la valorización que se promulga en las calles.

Su voto: Ninguno (10 votos)

Muchos en Bucaramanga, por estos días, están escandalizados con el cobro de la valorización. Y no es para menos. A la gente no sólo le duele el bolsillo, que es algo apenas comprensible. También a muchos les pesa saber que los recursos terminan administrados por una dirigencia que ha sido irresponsable en el manejo de lo público.

Su voto: Ninguno (10 votos)

No es noticia que tras la toma del poder en Floridablanca, esté la clase política irresponsable que ha conducido lo público en Santander hacia la debacle. Esta columna entonces, no es ni pretende ser noticia.

Su voto: Ninguno (12 votos)
Todos los columnistas

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones