Publicidad
Mié Sep 20 2017
21ºC
Actualizado 09:41 am
Viernes 28 de Octubre de 2011 - 12:01 AM

Yo voto por Bucaramanga

Columnista: Manolo Azuero

Yo voto por Bucaramanga, así de claro y espeso. Sin vacilar, con toda seguridad. Lo reitero, yo voto por Martha Pinto, como antes lo había anunciado. Porque es la mejor. No voto por ningún Partido, voto por un discurso local que se ha sabido afinar en contra de la mediocridad de los militantes del Liberalismo contemporáneo en Bucaramanga. Un discurso contundente y claro, que no considera bajo ninguna circunstancia, promover el legado más reciente del Liberalismo en el municipio; el de los destituidos; ese legado que seguramente hace revolcar a Galán en su tumba.


Yo voto por Martha Pinto, no por disciplina de color, sino por disciplina de principios. Porque desde aquí denunciamos en más de 12 ocasiones las gravísimas faltas de una administración Liberal, que ella critica con vehemencia, mientras el candidato oficial defiende con ímpetu. Tengo el audio, no es un invento. Voto por Martha por su honorabilidad. El otro candidato, confieso, me decepciona cada día más, hace campaña de la mano de condenados, ex presidarios y destituidos actores de lo local. Mensaje errático en una sociedad donde la sanción social a los antagonistas de lo público sigue pidiendo a grito herido que recurran a ella por encima de la conveniencia electoral.


Voto por Martha porque frente a Lucho, representa el cambio por encima del continuismo local, y frente a Celestino, a quien le reconozco su batalla en el Concejo, presenta una experiencia más amplia que la acredita para asumir el desafío de salvar a Bucaramanga del hueco donde está.


Voto por Martha porque le declara la guerra a la corrupción con mecanismos de control ciudadano, que empoderan a los bumangueses en la batalla por defender el erario. Yo voto por Martha, porque su propuesta concibe la cultura con seriedad, la educación como instrumento de equidad social que debe trascender las aulas de clase, la primera infancia como desafío principal, el bilingüismo como un reto inaplazable y el bienestar del adulto mayor como un derecho y no una caridad.


Voto por Martha porque en el Ministerio trabajó con los mejores, incumpliéndole al apetito de la politiquería, cumpliendo un compromiso ético con los colombianos. Voto por Martha porque ella defiende el Paramo de Santurbán sin la necesidad de insinuar que otros no lo hacen. Porque ella no venderá el acueducto de Bucaramanga, ni lo entregará a los negociantes de la política regional y de los servicios públicos. Porque ella no se abraza con abogados de partido tomado, poco profesionales, que van de tienda en tienda desinformando a la ciudadanía. Voto porque ella está habilitada para gobernar, por encima de las calumnias de esa minoría del derecho acomodado, que pretende mantener el status quo presentando inhabilidades ficticias. Voto por Martha por profunda convicción. Hablemos: manoloazuero@hotmail.com

Autor:
Manolo Azuero
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (20 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad