Publicidad
Vie Sep 22 2017
20ºC
Actualizado 08:20 am
Viernes 02 de Diciembre de 2011 - 12:01 AM

Lista de regalos

Columnista: Manolo Azuero

He decidido volver a la infancia por unas líneas. Aprovechando que empieza diciembre, me he dispuesto a elaborar una lista de regalos que la divina providencia nos podría ofrecer a los bumangueses y, en general, a todos los colombianos


Para empezar, pido que el nuevo Alcalde electo de Bucaramanga rompa de una vez por todas con la mediocridad de los últimos gobiernos, con la parálisis de la burocracia local, para resolver los problemas de la ciudad. Deseo, como cualquier ciudadano corriente, que la cultura deje de ser una caja menor de la politiquería; que en tránsito se aprieten los pantalones y le pongan orden al desorden; que el desarrollo social trascienda más allá de Jalisco; que los colegios públicos estén blindados del clientelismo; que los fósiles de la Gabriel Turbay, el Centro Cultural, el Teatro Santander y Neomundo se bañen de vitalidad y que en la Alcaldía argumenten con el Concejo, sin pignorar las Secretarías de despacho.


De la mano de este primer "presente", espero que el nuevo Gobernador de los santandereanos traiga consigo el coraje y la inteligencia suficiente para hacerle frente al desastre vial que vive la región. Es apenas lógico querer que en los próximos cuatro años abandonemos el Siglo XIX en materia de infraestructura. Y es que aquí ya no necesitamos caminos para Bolívar, sino vías para el TLC. Además le pido a la providencia que Aguilar no vaya a ser, por ninguna razón, mensajero del apetito burocrático de las maquinarias afines a su padre. Esas maquinarias que profunda indignación nos causaron, por su aberrante relación con grupos ilegales y por la feria de notarías que uno de sus más "dignos" representantes tenía montada*.


Con respecto a los gobiernos del Área Metropolitana de Bucaramanga, los humildes deseos no van más allá de que pongan a funcionar Metrolínea y que los otros tres municipios cuenten al menos con Alcaldes honestos y trabajadores. Que no lleguen más destituidos a Floridablanca, ni gobiernos de esloganes y vallas a Piedecuesta, ni réplicas de los repetitivos fracasos a Girón.


En el plano nacional, sueño con que el Gobierno de Santos nos regale un verdadero espacio de debate, para que los colombianos construyamos una reforma a la educación ambiciosa. Una reforma que nos permita, como diría Ricardo Silva Romero, darles un golpe contundente a las Farc, apostarle a la educación y abrir la puerta de las oportunidades. Frente a los falsos revolucionarios de las Farc, pido que se iluminen, liberen a los secuestrados de manera unilateral y dejen de fusilar el grito de paz que este país no se cansa de repetir. Finalmente, no sobra pedirles a los partidos políticos que no evadan su responsabilidad de auditar a los beneficiarios de sus credenciales. Un buen regalo sería que las clases de moral que dictan en Bogotá las repliquen en las regiones.


Y ustedes, ¿qué regalos piden? @ManoloAzuero. *Informe corporación Arcoíris.

Autor:
Manolo Azuero
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (4 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad