Publicidad
Sáb Ago 19 2017
22ºC
Actualizado 09:01 am
Viernes 03 de Febrero de 2012 - 12:01 AM

¿Y ustedes qué?

Columnista: Manolo Azuero

Bucaramanga ha sido inundada por la mediocridad. Al gobierno han llegado hombres desinteresados, sin interés en el bienestar de la ciudad. Iván Moreno fue alcalde. Su controvertida administración gastó en whisky y despilfarró dineros públicos en los salones del Club del Comercio. Después, de la mano de  la mamá de Iván, llegó Honorio Galvis. A su gobierno le debemos la nefasta planeación de Metrolínea. Acto seguido, representando al Liberalismo, y de la mano de Honorio, apareció Fernando Vargas. El Alcalde destituido impuso la improvisación como la distinción mayor del quehacer público. Para completar, los Liberales nos formularon a Héctor Moreno, el alcalde de la contratación fantasma, de altos sobrecostos, que patrocinó fundaciones de papel. Y así han pasado los años y el vigor de los protagonistas de la desventura, o el de sus herederos, sigue intacto.

Las cámaras de comercio han sido llamadas por la ley a desempeñar funciones de veeduría cívica. La agremiación de empresarios en Bucaramanga ha sido dócil en el cumplimiento del mandato legal. Comunicados van, comunicados vienen. Con excesiva diplomacia anota algunas fragilidades del desarrollo y con buena voluntad hace sugerencias a los gobiernos y presenta la percepción ciudadana. No critico esto, me preocupa que ese sea el límite.

Quisiera saber ¿qué piensa la Junta Directiva de la Cámara de Comercio sobre el gobierno relámpago de Héctor Moreno? ¿Cómo recibieron el retraso forzado al nuevo POT? ¿Cómo se manifiesta la veeduría cívica del gremio frente a la polémica contratación del municipio en los últimos dos meses de 2011? ¿Qué opinión les merece a los empresarios que el gasto público, gracias a las administraciones Vargas Mendoza y Moreno Galvis, promoviera empresas de papel para estrujar al Estado y no impulsara a las pymes, para generar crecimiento económico y empleo? ¿Por qué el silencio? ¿Acaso ejercer con firmeza la defensa de lo público no es promover el desarrollo regional?

En el plano departamental, ahora con Félix Jaimes - funcionario de la Cámara, otrora acérrimo crítico del coronel Hugo Aguilar- como asesor del gobernador Richard Aguilar, ¿con qué autoridad la Cámara hará veeduría al desarrollo de la infraestructura en Santander? Junto a la Cámara, ¿qué defensa de lo público hacen los industriales, mediante la Andi, o los comerciantes, a través de Fenalco? A este último lograron callarlo en la protección del Agua.  

Mientras los actores principales del desarrollo económico de la región estén sesgados por el interés individual y no se manifiesten en defensa del interés general, estamos condenados al subdesarrollo. Participar con franqueza de la construcción de lo público es un deber superior a cualquier ambición particular. @ManoloAzuero

Autor:
Manolo Azuero
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (13 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad