Publicidad
Sáb Ago 19 2017
20ºC
Actualizado 06:29 pm
Domingo 15 de Abril de 2012 - 12:01 AM

Detrás de la propaganda

Columnista: Manolo Azuero

“100 días, 100 acciones”, celebró la Alcaldía de Bucaramanga en los medios locales. Entendiendo que el Alcalde tiene los recursos para anunciar - y exagerar -  sus logros vía pauta en este y otros medios, me atrevo a recurrir a 400 palabras para escaparme del confeti. Lejos estoy de aplaudir la gestión de Luis Francisco Bohórquez, un mandatario que gobierna con ‘amnesia’ e indiferencia, y que a veces, como el ex Alcalde  Fernando Vargas, decora su mandato con infantil demagogia.


Empecemos por lo menos trascendental, que si bien bastante superficial dice mucho de la palabrería del gobierno. La prensa oficial afirmó que el viaducto de la novena - ¡ahora supuesta obra de Bohórquez! – es el más largo de Suramérica. Con el respeto que merece el Señor Alcalde, inventar ‘orgullos’ falsos – y asumir como propias obras de otros  – es una solemne tontería. Con solo mirar a Venezuela sabremos que en la región hay puentes, como el Rafael Urdaneta, 16 veces más largos que el viaducto de la novena. ¡Basta de historias Alcalde! Basta ya de la demagogia, frívola y banal, como sustento de nuestro desarrollo. El ‘orgullo’ bumangués no debe surgir en cuentos ‘de hadas’.


Por la ‘amnesia’, sobran críticas. Nada se ha hablado en los primeros 100 días – ni el primer documento del Plan de desarrollo lo estipula – de las Secretarías que el ‘Alcalde Social’ prometió en campaña. Parece haberse quedado en el tintero la Secretaría de la Mujer que a tantas bumanguesas entusiasmó a votar por ‘Lucho’. En los volantes de campaña reposan las ahora ‘silenciadas’ promesas de crear la Secretaría de Desarrollo Económico o el Departamento Administrativo de Bienestar Social. Como una falsa ilusión, queda el recuerdo de “internet subsidiado para toda la ciudad” que animó la campaña Liberal en los barrios marginales. La meta será de apenas el 50% de cobertura, el subsidio “total” quedó como aderezo proselitista. No sé qué tan buenas – o absurdas – fueron las promesas del entonces candidato Bohórquez, lo que sé es que fue elegido Alcalde para cumplirlas, no para olvidarlas.


Por indiferencia – y continuismo - vienen más reparos. No inquietó al Alcalde que su Directora de Tránsito fuera gestora de un gasto público irresponsable en diciembre de 2011, ni que este 18 de Abril la funcionaria deba asistir a juicio acusada por la Fiscalía por delitos contra la administración pública (¿El Alcalde la irá a acompañar?). Tampoco le vio problemas ‘Lucho’ a gobernar con otros ‘altos’ protagonistas de la fallida administración Vargas Mendoza. A falta de otro botón, Bohórquez decidió mantener las relaciones ‘burocráticas’ con el Concejo, asignando padrinos a las dependencias y coartando el control político. Tanto así que hasta el más limpio, el Partido Verde, terminó “embrujado” con la dirección del Instituto Municipal de Cultura.
De esté, y de cualquier otro Alcalde, yo espero mucho más de lo que en los primeros 100 días se ha visto.

Autor:
Manolo Azuero
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (12 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad