Publicidad
Mar Feb 20 2018
22ºC
Actualizado 08:54 am
Miércoles 10 de Enero de 2018 - 12:01 AM

Extrañas densidades de Colombia

Columnista: Manuel Maiguashca

El indicador de fragmentación geográfica se construye como la probabilidad de tomar dos personas de un país de manera aleatoria y que éstas sean de la misma ecozona. Colombia tiene la tercera probabilidad más baja. Las montañas y la búsqueda de climas templados de los conquistadores construyeron esta atípica situación.

Ningún país del mundo tiene el principal corredor de carga atravesando, solamente por carretera, tres cordilleras, más de 500 kilómetros y altos que superan los 3.200 metros.

En las ciudades principales sucede algo diferente. Como atípico es el país en su dispersión en lugares extraños, también lo es en que sus principales ciudades tienen poblaciones altas y son densas. Bogotá ocupa el puesto 30 en densidad en ciudades de más de 500.00 habitantes, Medellín, Bucaramanga, Cali y Pereira están en las primeras 100 (http://demographia.com).

Gracias a esta densidad y a una política de sistemas de transporte masivo, la institucionalidad del transporte público de pasajeros está a punto de vencer la informalidad. Los sistemas son hoy monopolios con alta dependencia en decisiones del municipio. Los retos que tienen son cruciales para el futuro bienestar y desarrollo económico de las ciudades.

El reto más notorio es la viabilidad financiera. Bogotá y Cali, entre otros, se enfrentan con sistemas que no son autosuficientes operativamente. A mi parecer, un causante, entre otros es la moto. A finales de 2016, había cerca de 8 millones de motos en Colombia. El 56% de participación en el parque automotor. Es el principal competidor del transporte masivo. En Cali, en 2016 se estuvo a 100,000 pasajeros de cumplir la meta del MIO y circulan cerca de 450.000 motos (informe Cali Cómo Vamos). El aumento del uso de la moto, afecta a todos los sistemas. Es la causante de la mayor parte de accidentes de tránsito y la mortalidad de los motociclistas, en estos, es la segunda después de los peatones. La moto debe ser racionalizada como política de los municipios.

Autor:
Manuel Maiguashca
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (3 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad