Publicidad
Sáb Sep 23 2017
22ºC
Actualizado 07:04 pm
Domingo 10 de Septiembre de 2017 - 12:01 AM

El país necesita austeridad pública

Columnista: Marc Eichmann

Los problemas de la economía colombiana no son de menor cuantía. A pesar de tener su génesis en la caída de los precios internacionales del petróleo y el carbón, las dificultades económicas que están empezando a materializarse han tenido como caldo de cultivo la falta de gestión por parte de los diferentes gobiernos centrales.

La primera responsabilidad en esta situación recae en el gobierno Uribe que no hizo, en los años de bonanza, los ahorros necesarios para épocas difíciles. Sin embargo, se puede entender que ahorrar no fuera para él una prioridad dado que no se podía prever en aquel momento la caída de los precios internacionales de los bienes básicos. Exigirle ahorro al gobierno Uribe es equivalente a pedirle a un trabajador con muchas necesidades, que está progresando en una empresa multinacional, que no gaste porque podrían despedirlo: inconcebible.

La responsabilidad más grande del desbalance fiscal que ha generado la nefasta cascada de impuestos le cabe a la administración Santos. Si bien no se le puede endilgar la totalidad del incremento de la deuda externa, que se ha duplicado en sus mandatos, de lo que sí es responsable es del incremento irracional del gasto de funcionamiento que ha propiciado para lograr sus propósitos, unos loables y otros menos.

El gasto público loable es el asociado a la desmovilización de las Farc. Ese gasto público, a pesar de ser excesivo, generará en el mediano plazo desarrollo en el país y evita muertes de colombianos inocentes, por lo que tiene sentido así no esté direccionado con criterios de eficiencia.

El gasto de funcionamiento del Estado, a pesar de que el gobierno ha disminuido el Presupuesto General de la Nación por medio de recortes en la inversión, sigue aumentando sin traer beneficios a los colombianos. En parte la corrupción, en parte la mermelada pero sobre todo la falta de voluntad política, han impedido el despliegue de políticas de austeridad pública que proyecten el crecimiento de la economía con condiciones apropiadas para la iniciativa privada. Y sin austeridad estatal no saldremos de la difícil situación económica que se avecina para todos.

Autor:
Marc Eichmann
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (1 vote)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad