Publicidad
Dom Nov 19 2017
19ºC
Actualizado 07:08 pm
Domingo 23 de Julio de 2017 - 12:01 AM

La coca y las exportaciones

Columnista: Mauricio Cabrera Galvis

¿Por qué la devaluación del peso no ha impulsado las exportaciones del país y, por el contrario, si ha disparado los cultivos y la producción de hoja de coca? ¿Qué se puede aprender del éxito exportador de este producto ilegal que pueda ser replicado en las estrategias oficiales de promoción?

Al pasar el dólar de $1.800 a $3.000 aumentaron los ingresos de los productores que venden en el exterior. Según la ONU, el precio del kilo de hoja de coca pasó de $2.150 a $3.000 y, consecuencia lógica, en dos años se duplicó el área sembrada. Las exportaciones no tradicionales no solo no han respondido a la misma devaluación sino que han disminuido.

En efecto, las ventas al exterior de productos diferentes a café, combustibles y oro ascendieron el año pasado a USD 12.054 millones, es decir un valor similar al que se exportaba en el 2010 y una caída del 20% frente al máximo alcanzado en el 2013. Entre Enero y Mayo de este año alcanzaron los USD 4.892 millones, monto inferior en 0.5% al mismo período del año pasado.

Son varias las características de la coca como producto de exportación que deberían tener otros, si se quiere tener una oferta exportable que permita que la oleada de TLCs no sea una apertura hacia adentro que aumente las importaciones y dispare el déficit de la balanza comercial.

En primer lugar, existe abundante demanda externa por el producto de manera que cualquier aumento en la producción encuentra compradores. Además, en el caso de la coca no existe competencia de producción en otros países que también han devaluado sus monedas, que ha impedido aumentar nuestra competitividad en otros productos frente a Brasil o México.

En segundo lugar no existen barreras proteccionistas que impidan la importación de coca en Estados Unidos y Europa. Por supuesto es una importación ilegal, pero como esos países prefieren combatir el narcotráfico fuera de sus fronteras, los exportadores de coca encuentran la forma de evadir los controles.

Tercero, existe la capacidad de aumentar en solo unos meses la oferta exportable de coca, con paquetes tecnológicos adaptados a las condiciones del país mientras que en productos como piña o cacao no existen esos paquetes. A esto se suma que los narcos hacen inversión en investigación y desarrollo de variedades más productivas y resistentes a las plagas y al glifosato, lo que no se hace en el caso de otros productos agrícolas.

Autor:
Mauricio Cabrera Galvis
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Sin votos aún
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad