Jueves 30 de Octubre de 2014
Publicidad
Publicidad
Miguel Angel Pedraza
Patrocinado por:
Viernes 28 de Diciembre de 2012 - 12:01 AM

La “confusión” de Cardozo

Autor: Miguel Angel Pedraza

Informaron las noticias del bochornoso episodio que propició el gerente de la Empresa Pública de Alcantarillado de Santander, Empas, ingeniero Raúl Eduardo Cardozo, en contra de un agente de tránsito que cumplía con su deber al expedir un comparendo por mal parqueo. El “poderoso” funcionario, que pertenece a la casa política “Aguilar” y que hace poco fue condecorado por el Concejo de Girón, insultó sin piedad al alférez y lo agredió físicamente, según consta en la denuncia formulada ante la Fiscalía.

El asunto puede generar consecuencias penales e incluso disciplinarias, pero más allá de ello resulta reprochable el proceder grosero y altanero del señor Cardozo, sin miramiento alguno de su condición de ciudadano y, peor aún, de su preeminencia pública que lo obliga a dar ejemplo y respetar cualquier otra autoridad. El llamamiento al orden del guarda de tránsito debió ser acatado, así la infracción no hubiese sido del funcionario sino del conductor del vehículo de su esposa.

Para el gerente eso fue apenas una “confusión”, pero todo indica otra verdad. Que verbalmente humilló al agente y le recordó aquella humilde condición de “muerto de hambre”, en derroche de alarde de su poder político y económico. Poder que se desvanece ante un comportamiento amenazante e indecoroso, como le sucedió al senador Merlano, destituido por la Procuraduría.

Siguiendo esa jurisprudencia disciplinaria, el irritado director podría correr la misma suerte.

Lamentable la conducta del funcionario y el surgimiento de esos ídolos de barro, “minidioses paganos” cargados de idólatras, que engrandecidos por un cargo olvidan sus obligaciones públicas, arremetiendo contra el orden establecido y creyendo que el cumplimiento de la ley no corresponde a su obediencia. El comportamiento culto no puede abandonar, nunca, la investidura oficial.

Quedará por ver el desenlace de la queja y la intervención de los organismos de control, pero lo que no puede tolerarse es la presencia de personajillos armados de influencia política y económica por encima de las instituciones. ¡Eso no puede permitirse! En medio de esos escándalos, qué pena, habrá que desear “feliz año”.   

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (5 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones