Publicidad
Mar Sep 26 2017
27ºC
Actualizado 03:16 pm
Viernes 28 de Julio de 2017 - 12:01 AM

¡Qué ambiente tan pesado!

Columnista: Miguel Angel Pedraza

Iniciamos la semana con un cruce de cartas duro, muy duro, entre el senador Horacio Serpa y el alcalde de Bucaramanga, a propósito de una entrevista del mandatario en donde hizo alusión a “derrotar a Serpa” y a los liberales que han gobernado la ciudad. Luego el Senador replicó con tono subido y entonces el alcalde se despachó. ¡Troya!

Esas expresiones utilizadas por ambos, esos adjetivos, esas intimidaciones y esas manifestaciones desobligantes reflejan el mal momento por el que atraviesa la política regional, y de paso generan alarma en la ciudadanía por los desafíos planteados por lospesados contrincantes. Hasta pidieron “Tribunal de la Verdad”.

Si se trata de establecer responsabilidades penales o disciplinarias, Serpa y Hernández deben tener claro que para eso están los organismos de control. Y si al último alcalde liberal nadie lo ha sancionado es porque todavía se presume inocente, cuestión de la que debe convencerse Rodolfo hasta que no se demuestre lo contrario. Pero si el asunto va a seguir siendo el de llamar “corruptos” a todos los demás, el discurso siempre será lacerante. ¡Cuidado!

Entonces, mejor que la pelea sirva para algo. Que sirva para llamar la atención en las toldas liberales sobre su necesidad de renovación, su capacidad de autocrítica y su posibilidad de sobrevivir sin puestos ni contratos, pero sí con trabajo comunitario y control político estricto. Ejemplo de ello son los concejales René Garzón y Jaime Beltrán, porque Uriel Ortíz enmudeció después de su escándalo.

Y por otro lado, que sirva allá adentro en la Alcaldía para ocuparse de esos temas que tanto desvelan a la ciudadanía y que aún no encuentran solución, pues reina la anarquía. Reordenar la casa para hacer más visibles ciertas secretarías e institutos que pasan sin pena ni gloria, como Planeación e Infraestructura o como los institutos de empleo y deportes. Pueden seguir con el discurso anticorrupción, pero sin alevosía.

Aparte: penoso un aviso del Instituto de Cultura: “el viernes y el sábado…, no abrá servicio”. Abrá, sin “h”. ¡Vergonzoso!

Autor:
Miguel Angel Pedraza
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad