Publicidad
Jue Ene 18 2018
24ºC
Actualizado 01:19 pm
Viernes 15 de Diciembre de 2017 - 12:01 AM

Ese fiasco del acusatorio

Columnista: Miguel Angel Pedraza

Una prueba más de las dificultades e inconveniencias del sistema acusatorio es lo que se está viviendo en la audiencia de imputación y solicitud de medida de aseguramiento que se realiza en contra del exalcalde Bohórquez y otros capturados. Van a completar tres semanas de sesiones y esa audiencia no culmina.

El ambiente, sin duda, es desgastante, fatigante y tormentoso, y no solo para el fiscal y los defensores, sino para todos los intervinientes, incluido el señor juez. Mucha información, pero mucha, la que tendrá que procesar este funcionario para decidir lo que en derecho corresponda, y hasta seguramente tendrá que volver a escuchar los audios que contienen los argumentos de las partes, antes de fallar de fondo. ¡Extenuante!

Es evidente que el sistema de audiencias es un fiasco, que el mismo procedimiento en realidad produce más congestión y que en lugar de fomentar las garantías procesales, lo que propicia es improvisación, cansancio y desespero.

No entiende uno cómo algunos juristas todavía defienden esa forma de procesar a la gente en detrimento de la juridicidad y en desmedro de los derechos fundamentales.

Y para rematar los desafueros, esta semana se supo que la Fiscalía solicitó para tres de los sindicados la imposición de medidas de aseguramiento no privativas de la libertad, lo cual implica una enorme contradicción frente a la captura que sufrieron esos ciudadanos. Si en contra de tales imputados no se iba a pedir una medida privativa de la libertad, nadie se explica entonces la razón de sus capturas, vulnerando abiertamente los principios de dignidad y libertad del ser humano.

Ese proceder se advierte totalmente incorrecto y en contravía de lo que disponen las nuevas normas procesales sobre la captura yla detención. Un obrar adecuado hubiera sido el de citarlos a la audiencia, mas no capturarlos, jamás, a sabiendas de que después se habría de solicitar su aseguramiento pero en libertad.

Independientemente de la decisión final, lo cierto es que este sistema procesal es un fracaso, es perverso, y sin solución a la vista. ¡Pésimo!

Autor:
Miguel Angel Pedraza
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (2 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad