Viernes 26 de Enero de 2018 - 12:01 AM

¿Cuánto costará la JEP?

Columnista: Miguel Angel Pedraza

La pregunta es directa y su respuesta también: la JEP (Jurisdicción Especial para la Paz) va a costar mucha plata, pero mucha, pues se trata nada más ni nada menos del sistema que permitirá la implementación en el ámbito judicial del Acuerdo de Paz suscrito entre el Gobierno y la guerrilla. Según lo informado por la Secretaría Ejecutiva del organismo, en el año 2017 se destinaron aproximadamente $10.700 millones en gastos de funcionamiento, pago de personal y servicios contractuales, sin haberse posesionado los magistrados que integran las salas especiales y el Tribunal de Paz.

Y ahora que ya se posesionaron los magistrados, para este año están asignados $200 mil millones correspondientes a funcionamiento, personal e inversión física. Y todo lo que falta por invertir durante 10 años más. ¡La paz judicial cuesta, y bastante! Pero el asunto no para ahí: aun cuando ya se conoce la integración y el diseño institucional de la jurisdicción, todavía la ciudadanía no sabe cómo será la operatividad de esa entidad. Todavía no sabemos si la JEP solo funcionará en Bogotá o si tendrá sedes en el resto del país; se desconoce concretamente cuál será su planta de personal, cuántos secretarios, cuántos auxiliares, profesionales, en fin, y eso sin contar la disposición de personal en entidades como Fiscalía y Procuraduría.

Ojalá se defina ese aspecto lo antes posible, aunque según cálculos iniciales se advierte que en los primeros años la jurisdicción necesitaría unos 2.000 funcionarios, toda una nueva justicia al lado de la jurisdicción ordinaria. Se requiere poner en marcha ese andamiaje institucional prontamente para conocer su funcionamiento interno, con el fin de alejar las sombras de improvisación que ya recaen sobre el sistema.

Bienvenidos todos los aportes y soportes económicos para la justicia en Colombia, y mucho más si se trata de consolidar la paz. Pero que después no se quede enredada esa jurisdicción en un colapso fiscal que termine afectando sus operaciones y que apenas la convierta en un remedo de justicia o en una decepción para las víctimas. ¡Preocupa!

Autor:
Miguel Angel Pedraza
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad