Viernes 02 de Marzo de 2018 - 12:01 AM

… Y no hubo cárcel

Columnista: Miguel Angel Pedraza

Cuando todos daban por sentado que el peso de la ley y de la justicia caería una vez más en contra del coronel Hugo Aguilar, por su presunto aunque evidente y desmesurado enriquecimiento patrimonial, un Juez de garantías de Bogotá decidió dejarlo en libertad, por incumplimiento de los requisitos para la imposición de la medida de detención.

En medio de todo, para eso están los jueces de garantías. No para obedecer ciegamente las solicitudes de la Fiscalía, sino para proteger las garantías constitucionales del imputado y de las partes, haciendo respetar sus derechos fundamentales. Y como la Fiscalía no logró sustentar con suficiencia la urgencia y la necesidad de la medida carcelaria solicitada, entonces el juez ordenó la libertad de los imputados. ¡Así de claro!

Eso no significa que el cuestionado exgobernador sea inocente o que no tenga que responder ante la justicia por su riqueza mal habida y su fortuna estilo mafioso, sino que por ahora no se encontró mérito para detenerlo, pudiendo enfrentar su proceso en libertad con todas las garantías y gozando, obviamente, de su derecho a la presunción de inocencia.

De todos modos, recuérdenlo, la proclama garantista del sistema penal en un Estado de Derecho es que la libertad del imputado sea la regla general y que su encarcelamiento estando en curso el proceso sea la excepción. Y entonces los implicados quedaron cobijados en este caso por la regla general.

Si la intervención de la Fiscalía en la audiencia fue poco convincente o si se equivocó en la tipificación de los delitos como lo asegura la Procuraduría, eso es asunto que debe prender las alarmas dentro del ente investigador en medio de esta derrota pública. Enderezar la investigación y fortalecer el caso será su cometido, si es que de verdad quiere lograr la condena de Hugo Aguilar y sus compinches, en medio de toda esa plata exhibida por ahí con opulencia y excentricidad, aunque también con mal gusto.

De por sí, los lujos de los mafiosos son de muy mal gusto. ¡Espantoso!

Autor:
Miguel Angel Pedraza
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad