Publicidad
Jue Ago 17 2017
21ºC
Actualizado 10:09 pm
Martes 27 de Diciembre de 2016 - 12:01 AM

Personajes y antipersonajes del 2016

Columnista: Movimiento Cívico Conciencia Ciudadana

Lo mejor del año: la firma del Acuerdo con las Farc -después de 52 años de conflicto, que algunos insensatos aún niegan- y el Premio Nobel de Santos; The Economist declara a Colombia país del año.

A magnos logros correspondieron colosales antipersonajes:

Los macarras de la moral, todos con rabo de paja, que al unísono con Serrat anuncian apocalipsis para ir de salvadores, manipulando mentes incautas en medio de la ignorancia. Inventaron los fantasmas del castrochavismo, la ideología de género y la impunidad, inexistentes en el Acuerdo, y que autoridades como el Episcopado y la fiscal Bensouda (CPI) desmintieron. El gerente del “No” delató la estrategia perversa y sistemática de las mentiras, estratificada, para ganar el plebiscito; y quienes votaron No para calificar la gestión de Santos. Los saboteadores de la paz que sólo piensan en sus fines electoreros (2018).

Las marchas discriminatorias Lgtbi-fóbicas contra el fantasma de la “colonización homosexual” auspiciadas por pastores que, también, satanizaron el Acuerdo. El referendo discriminatorio de la senadora ¿liberal? Morales que con su esposo fungen de adalides de la moral.

Los que no entienden la esencia del proceso de paz, porque viven hurgando los odios contra las Farc, mientras sus víctimas perdonan, y los indignados con la elegibilidad política de los guerrilleros reincorporados a la vida civil, cuando en todo proceso de paz se cambian balas por votos

Los que no quieren salir de la “zona de confort” de la guerra, porque usufructan réditos económicos y políticos de esta; los opositores de la restitución de tierras favoreciendo los “compradores de buena fe”.

Los que claman a voz en cuello refrendación popular del Acuerdo, pero callaron en el firmado con los paramilitares que incluyeron falsas desmovilizaciones como pasó con la “emblemática” Cacica La Gaitana.

Los que aún confunden, con todas las pruebas en contra, delinquir con persecución política. La corrupción continúa: Reficar deslució y llegó Odebrecht.

Los enajenados que, irrestrictamente, siguen los caprichos del caudillo expresidente.

Autor:
Movimiento Cívico Conciencia Ciudadana
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (1 vote)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad