Publicidad
Jue Ago 17 2017
28ºC
Actualizado 12:08 pm
Jueves 08 de Junio de 2017 - 12:01 AM

Bucaramanga-Soto Norte: ciudad-región

Columnista: Movimiento Cívico Conciencia Ciudadana

No debemos ver a los demás municipios de Soto Norte como ínsulas completamente aisladas del Área Metropolitana de Bucaramanga, AMB, como si no fueran interdependientes, porque corremos el riesgo de contemplar solamente el “árbol” de los intereses particulares y no lo verdaderamente importante: el bosque que representa la provisión de agua para nuestra región.

¿Cómo hablar de competitividad regional sin garantizar la provisión futura de agua? Ante la realidad global del cambio climático, los mapas deben contemplar ciudades-regiones competitivas conformadas estratégicamente en función de la provisión futura de agua y el blindaje de sus cuencas.

Las decisiones que dentro de sus competencias puedan tomar los municipios de Soto Norte (nuestra fábrica y despensa de agua) en minería y otras actividades económicas incompatibles con Santurbán y sus ecosistemas circunvecinos, afectarán directamente a los residentes del AMB.

Ya se escuchan voces promineras hablando de consultas populares para que los residentes de Soto Norte decidan si quieren minería en sus municipios, con la certeza de que los lugareños serán fácilmente convencidos con las “bondades” de la minería “bien hecha” en la zona. En 2010 y 2011, ante la posibilidad de minería a cielo abierto en Santurbán, se realizaron dos audiencias públicas ambientales: una en California y otra en Bucaramanga bajo la premisa de que el mayor número de ciudadanos potencialmente afectados, más de un millón de habitantes, residían en el AMB. Desde luego, debe haber corresponsabilidad del AMB con los demás municipios de Soto Norte por la protección de nuestra fábrica de agua, en ausencia de proyectos mineros.

Nuestra dirigencia y la academia no pueden ignorar cómo el Banco Mundial retiró la inversión que había realizado por medio de la CFI, en un proyecto minero en Santurbán después de reconocer su equivocación al no evaluar la magnitud real de los impactos ambientales y sociales que éste generaría.

El que un proyecto minero esté algo por debajo de la línea de páramo no cambia la afectación.

Autor:
Movimiento Cívico Conciencia Ciudadana
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (2 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad