Publicidad
Sáb Ago 19 2017
24ºC
Actualizado 10:43 am
Jueves 10 de Agosto de 2017 - 12:01 AM

Francisco de Roux en el colegio San Pedro Claver

Columnista: Movimiento Cívico Conciencia Ciudadana

Importantes reflexiones dejó Francisco De Roux, S.J. en su visita al Colegio San Pedro Claver, dentro del ciclo de conferencias programadas en la celebración de los 120 años de su fundación.

Hablando del proceso de paz, De Roux comentó cómo en la negociación entre el Gobierno y las Farc, las víctimas del conflicto tuvieron su espacio en La Habana. Fueron escogidas, por partes iguales, víctimas de las Farc, de los paramilitares y del Ejército: “sentimos que lo que está en juego es parar el conflicto armado en todos sus frentes”. Esto nos recuerda las familias que, reunidas en Barrancabermeja (2012), clamaron al unísono “paren esa guerra, párenla de todos los lados”. Eran las madres que terminaron poniendo sus hijos para las Farc, para los paramilitares y el Ejército. Y es que en Colombia ha habido 1.972 masacres: 1.116 a cargo de los paramilitares, 353 de la guerrilla y 152 del Ejército. Esto está perfectamente establecido, pero ¿dónde estábamos los colombianos?

Colombia es uno de los países más injustos, inequitativos -en cuanto a la distribución de la riqueza- y corruptos del mundo. Pero más allá de los grandes problemas estructurales, puntualiza De Roux, “hay un problema mucho más profundo: nosotros mismos y la forma como reaccionamos. ¿Dónde está nuestra dignidad? ¿Por qué nos seguimos matando? ¿Por qué tenemos que ser unas de las crisis humanitarias del planeta? Debemos arreglar primero este problema, dejándonos de matar y odiar”. Por otra parte, según De Roux, debemos sacar las armas, de la política. En Colombia hay muchas violencias, pero por supuesto el ojo del huracán es que nos matamos por una de las cosas más bellas: la democracia. Esta requiere de todos nosotros el respeto para la construcción de este país. Y es que nos matamos en el debate democrático. Sin embargo los colombianos somos capaces de volvernos a mirar a los ojos, de reconstruir este país, de reconciliarnos y perdonarnos, concluyó.

Autor:
Movimiento Cívico Conciencia Ciudadana
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Sin votos aún
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad