Publicidad
Mié Sep 20 2017
22ºC
Actualizado 09:35 pm
Jueves 24 de Agosto de 2017 - 12:01 AM

¡No a la marca Oro de Sed hecha en Santander!

Columnista: Movimiento Cívico Conciencia Ciudadana

Imposible para el corporativo de los árabes emiratíes hallar un nombre mejor para sus pretensiones mineras por encima de las bocatomas del acueducto de Bucaramanga que afectarían nuestra agua: Minesa, pues para nosotros defensores del agua sólo puede significar: Minera Inescrupulosa con el Agua de los Santandereanos, y Minera que No es Santandereana sino Árabe, y si llegasen a explotar, lo cual no permitiremos, se llevarían las ganancias y nos dejarían desolación y daños no mitigables, irreversibles e irreparables por los siglos de los siglos.

Parece que tenemos que resignarnos a que algunos coterráneos, ante estos nefastos proyectos, vendan su conciencia, sus propios hijos y conciudadanos pisoteando sus derechos, otra variante de la rampante corrupción, en contravía del interés general, con engaños, cual emisarios de la sed y la muerte, como el que no utilizarán cianuro y mercurio cuando el desastre empieza al romper la roca.

Santander necesita Pedros Pascasios Martínez para que, como aquel niño boyacense incorruptible que no se arrodilló ante el comandante español Barreiro ni se vendió por las onzas de oro que le ofreció, no se arrodillen a los árabes ni se obnubilen con el oro de nuestra sed futura, ni ser heraldos de antivalores como el engaño y la codicia ni de la premisa del todo vale por la plata.

Es importante hacer veeduría a la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb, para que no termine actuando como una Corporación para la Defensa de la Megaminería que afecte a Bucaramanga al servicio árabe.

Los proyectos mineros por encima de las bocatomas de nuestro acueducto jamás tendrán la licencia social santandereana. Las mineras podrán cooptar a algunos inescrupulosos que sólo piensan en sus bolsillos, pero no les alcanzará para cooptar millones de santandereanos conscientes. No queremos la marca Oro de Sed -la sed de nuestros hijos- hecha en Santander.

Autor:
Movimiento Cívico Conciencia Ciudadana
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (2 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad