Jueves 01 de Febrero de 2018 - 12:01 AM

Delimitación no concertada = Dictadura ambiental

Columnista: Movimiento Cívico Conciencia Ciudadana

Santurbán es referente nacional que marca la pauta de lo que pasa con los demás treinta y seis páramos del país. Santurbán fue el primer páramo delimitado -el gobierno Santos consciente de que no podía hacerse minería en páramos cometió la barbaridad de volver a delimitarlos- por el Ministerio de Ambiente (M.A.), en 2014, con lo que legalizó a las mineras en la zona. El Gobierno expresó, orgullosamente, cómo su modelo de delimitación se replicaría en los demás páramos, lo que es en la práctica una victoria pírrica.

La Corte Constitucional (C.C.) -sentencia T-361 (2017)- exige una nueva delimitación de Santurbán, que no puede ser inferior a la anterior (2014), porque el M.A. vulneró el derecho fundamental a la participación ambiental de las comunidades afectadas por aquella.

La C.C. reconoce cómo, aunque solicitamos los estudios económicos y sociales en los cuales supuestamente se apalancó la delimitación, jamás nos los dieron a conocer; así, nos da la razón cuando afirmamos que se había configurado el engaño más grande en la historia ambiental del país; sofismas y espejismos jamás deben primar sobre los estudios rigurosos técnico-ambientales: páramo es páramo.

Santos anunció que se completó la delimitación de treinta páramos. Si el modelo Santurbán se replicó en los demás páramos y la Corte sentenció que esa delimitación fue viciada, se deduce que las demás delimitaciones también podrán fracasar.

Presidente Santos, ¿Cuál es su afán de continuar mal delimitando los páramos desconociendo relevantes conceptos técnicos de las delimitaciones anteriores? Y por contera, ¿expedirá licencias para la explotación minera basándose en aquellas?

El Gobierno no puede configurar una dictadura ambiental con delimitaciones de páramos no concertadas, sin escuchar las voces de las comunidades afectadas ni las voces expertas, en contravía del espíritu descentralizador de nuestra Carta Magna, afectando nuestra agua sólo para favorecer a las mineras.

Autor:
Movimiento Cívico Conciencia Ciudadana
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad