Jueves 07 de Junio de 2018 - 12:01 AM

Hidroituango, represa de Babel

Columnista: Movimiento Cívico Conciencia Ciudadana

Un megaproyecto que generaría el 17% de la energía total que produce el país, a todas luces es atractivo pero no puede prescindir del dónde y del cómo se hacen las cosas.

Pareciera que en el proyecto encomendado a EPM se alinearon para conspirar la soberbia, la avaricia, la codicia, la corrupción y la mentira, originándose una confusión de lenguas como ocurrió con la bíblica Torre de Babel.

Los expertos técnicos citan la secuencia de errores cometidos, el gobernador de Antioquia denuncia que se ha ocultado información en favor de EPM y el consorcio constructor, violentándose los derechos de los damnificados, y el Alcalde de Medellín le replica que diga qué información fue “manoseada”; la Anla, irrelevante.

La Fiscalía investiga un cuestionado proceso licitatorio que incluyó debatibles modificaciones en los pliegos de condiciones y posible uso de información privilegiada; además, adiciones por más de 660.000 millones de pesos, equivalentes al 35% del valor inicial del proyecto, y donde Camargo Correa, principal accionista del consorcio constructor CCC Ituango, es investigado por corrupción en Brasil.

Un alto en el camino es indispensable hacer: el puente de Chirajara, quebrado; Hidroituango, hacia el colapso; los cuales no se curan con cáscara de huevo, como reza la ronda infantil, y más grave aún, miles de vidas sometidas al riesgo irreparable de la muerte y la incertidumbre por las decisiones irresponsables de políticos, ejecutivos y contratistas.

Entre tanto, las lágrimas de las madres que lloran a sus hijos víctimas de la violencia paramilitar y enterrados en fosas comunes en la zona de Hidroituango y a lo largo de la ribera del Cauca parecen sumarse a su caudal que amenaza con colapsar la represa, como si los inmolados no se resignaran a perder su derecho a la cristiana sepultura, y a que los vivos conozcamos la verdad y exijamos justicia.

Autor:
Movimiento Cívico Conciencia Ciudadana
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad