Publicidad
Vie Nov 24 2017
25ºC
Actualizado 01:21 pm
Lunes 12 de Diciembre de 2011 - 12:01 AM

¿Qué hacemos con? Anotaciones curiosas

Columnista: Orlando Pinilla Prada

El Tiempo llegaba a Barrancabermeja a las 7:00 a.m. en el año de 1930, la hora era casi exacta, se repartían doce números, lo gritaba por la calle el inolvidable Yuyo. A Bucaramanga no llegaba, no había vía aérea y no existía la carretera. Hoy el diario se distribuye entre 10 y 12 del día y muchas veces más tarde cuando los viejos, sus verdaderos lectores y comentaristas, han emprendido el camino de la calle. Leerlo por la noche no tiene sentido. ¿Habrá manera de que llegue por avión? //


En Zapatoca, aprobada la ley que prohibía la chicha, encarcelaron al mayordomo de la finca El Rodeo, su fabricante y vendedor. Se presentó un importantísimo personaje, a quien se le hicieron todos los honores posibles y exigió chicha. Sacaron de la guandoca al excelente productor, quien preparó la suficiente para la gran fiesta y nuevamente fue encerrado.//


En 1910 fue aprobada una ley que obligaba poner en todos los pueblos una placa conmemorativa del paso de El Libertador. En Betulia, fundada por el año 1850, a la entrada, había una enorme placa que informaba sobre el paso de Bolívar. //


Nombraron en Barrancabermeja Inspector de Policía a un muy buen señor que tenía historia de corajudo y valiente. Llegaron de San Pablo con un preso raro, un gigantesco negro que tenía fama de poseer poderes mágicos y podía convertir a cualquiera en un raro animal. Se fugó el negro, se informó al Inspector, este armó su tropa y marchó en búsqueda del prófugo. Todos sabían en dónde estaba, pero el Inspector lo ignoró y caminó más allá del sitio indicado. Su comportamiento fue motivo de risas y cuentos. Años después, en el café, soltó la lengua y dijo: "Creía sinceramente en los poderes del negro y por $200.oo, excelente sueldo, no me iba a dejar convertir en un sapo o en una rana". Cada quien tiene su miedo.


Se vino la Navidad, preparémonos a dar y recibir regalos.

Autor:
Orlando Pinilla Prada
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (2 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad