Publicidad
Jue Oct 19 2017
22ºC
Actualizado 05:51 am
Lunes 30 de Enero de 2012 - 12:01 AM

¿Qué hacemos con ilusiones y decepciones?

Columnista: Orlando Pinilla Prada

A Petro parece que le gusta la pelea. Recibido en medio de gran alboroto en su contra, no lo calmó, le metió más candela. Su grupo, un conjunto de hombres de guerra, lo rechazó, pero él, tan tranquilo. Da la impresión de que arrancó con bríos de caballo antioqueño y quiere terminar con patadas de burro cienaguero. Su gabinete no gustó, desconcertó a todo el mundo, que tenía por él un entusiasmo loco y parece que puso en peligro su camino a la presidencia. De verdad que causó sorpresa.

Los medios de comunicación, cuando no tienen forma de alabar a la Farc, convierten a su jefe en máximo técnico literario; su último comunicado es en verdad un éxito de redacción, léxico y abundancia de ideas. Ojalá sea cierta tanta belleza y no terminen contándonos que su famosa carta la hizo un académico de la lengua, filósofo y artista llegado a sus predios a última hora.

Aunque se crea lo contrario, el General Hermógenes Maza, el más ordinario del combo que acompañó a Bolívar, era de rancia nobleza y el más instruido del grupo, independiente de ideas propias y no siempre cumplidor de órdenes. Se hizo muy famoso por unos cuantos muertos injustificados y más aún por sus últimas palabras al morir en Mompóx: “Ahí les dejo ese mundo de mierda, se tiró tres pedos, se volvió de medio lado y entregó su alma al Creador”.

El Libertador se llamaba Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacio. El Hombre de las Leyes, simplemente Francisco de Paula Santander. Francisco Antonio Zea, el que se robó nuestro primer empréstito, fue Embajador nuestro en Europa y se llamaba “Francisco José Hilarión Rodríguez y Díaz”. En general quienes luchaban contra los españoles por nuestra independencia tenían nombre guerrillero y por él se les conocía.

El General Uribe Uribe era un hombre muy ilustrado, escribió un libro sobre el gerundio. Como político no tenía igual, pero como militar, pocón pocón.

Autor:
Orlando Pinilla Prada
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (3 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad