Publicidad
Dom Dic 17 2017
20ºC
Actualizado 05:58 pm
Lunes 06 de Febrero de 2012 - 12:01 AM

¿Qué hacemos con... Las curiosidades de nuestros días?

Columnista: Orlando Pinilla Prada

La Biblia nos tiene confundidos porque cada día aparecen pruebas de que dice verdad y mucha verdad. El cuentico de la ballena que se tragó a Jonás y tres días después lo vomitó en el sitio preciso, lo teníamos como fantasía para asustar a los niños y hoy se está seguro de que fue cierto. Veamos un ejemplo: el domingo primero de Febrero de 1891, Jaimes Bartley, marinero del ballenero Storo of East, cayó al mar y se lo tragó una ballena, fue capturada y lo sacaron creyendo que estaba muerto y nada, estaba vivo y duró varios años más. El Almirantazgo Británico da fe.

Los medios de comunicación casi nos enloquecen. Ciertos son todos sus cuentos sobre el Dr. Uribe y sus aduladores, pero bueno es cilantro pero no tanto. Lo de los ***s u homosexuales, o travestis, no es historia nueva, todo el tiempo los ha habido y algunos con demasiado poder. Se agrupan, viven juntos, se reparten sus bienes, pero parece que ahora los han convertido en ciudadanos especiales. Ya no más, dejémoslos quietos y vivamos como siempre lo hemos hecho, con respeto y amor a Dios y a nuestro prójimo.

“Una tía”, graduada en la escuela de la señorita Elisa en Zapatoca, era una economista sin igual y en verdad muy exitosa; cuando algo en su misteriosa tienda (de todo un poco) no se vendía porque a la gente le parecía caro, ella le subía el precio, los clientes creían que era tan bueno y tan útil que se lo compraban inmediatamente. Su inventario era mínimo, de donde se surtía nadie lo supo, pero era tan bueno el negocio que dejó a sus hijos y nietos plata y más plata, pleitos y más pleitos.

“Panachi” es universal, sacó a Santander del anonimato. Agradezcamos a quien lo concibió, lo creó y lo hizo realidad; su crecimiento también está planeado. “Adelante”.
Parece que ya se iniciaron los movimientos políticos. Para el domingo se anunciaba gran sacudón en el Socorro, con música, cantos y proclamas políticas.

Autor:
Orlando Pinilla Prada
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (5 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad